En comunicación con el pueblo nicaragüense, la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, informó que el Presidente Daniel  conversó con el Presidente de Guatemala, Otto Pérez, “trasladándole las condolencias del pueblo nicaragüense al pueblo guatemalteco que ya lleva contabilizados 52 hermanos fallecidos y 22 desaparecidos”.

“Se han comunicado ambos mandatarios, el gobierno de Nicaragua, a través del Comandante Daniel ha ofrecido, también, cualquier posibilidad de apoyo, en la medida de nuestros recursos, y sobre todo se ha trasladado ese abrazo fuerte, cálido, lleno de cariño del pueblo nicaragüense al pueblo guatemalteco y  en particular a las familias afectadas, a las familias que han  perdido seres queridos, a las familias que han perdido sus enseres, que han perdido sus viviendas”, expresó Rosario, agregando que según el Presidente Otto Pérez, hasta el momento se contabilizan  casi 3 mil viviendas afectadas.

“Ahí estamos con nuestro corazón, con la fuerza del corazón, presentes en Guatemala, presentes en cualquier lugar del mundo donde hay una circunstancia  dolorosa que nos haga a nosotros  sentirnos con esa disposición Cristiana, Socialista y Solidaria, presentes en las alegrías,  presentes en la tristeza”, indicó Rosario.

La compañera también comentó que la comunicación del Presidente Daniel Ortega con el Presidente de Guatemala, se dio mientras este recorría las zonas afectadas y se reunía con las familias, contabilizando los daños y llevando la atención necesaria en esos momentos trágicos y de dolor.

En Nicaragua, preparados ante vulnerabilidad

A raíz de lo sucedido en Guatemala, Rosario indicó que en Nicaragua continuamos preparándonos, manteniendo la vigilancia y la alerta  “porque sabemos que estamos en condiciones de alta vulnerabilidad” en todo el istmo centroamericano y Mesoamérica.

Comentó que desde el Sinapred se está trabajando para que el Centro de Análisis Sísmico y Vulcanológico,  se instale lo más pronto posible  y funcione con todas las calidades que se requiere.

Rosario también valoró que la alerta que se originó ayer, producto del terremoto en Guatemala, fue un nuevo ejercicio que puso a prueba el Sistema de Alerta Temprana en las costas, y también puso a prueba “nuestra capacidad de organización y movilización para enfrentar estas eventualidades que  pueden ser trágicas y dolorosas  y que nos obligan a estar mejor organizados, fortalecidos en todos  los mecanismos de atención, de prevención pero  sobre todo de salvaguarda de las preciosas vidas de hermanos y hermanas en cualquier parte de nuestro país”.

La compañera explicó que este tipo de eventos es algo que tiene que hacernos reflexionar para fortalecer en nosotros el mecanismo de alerta que nos haga acatar las orientaciones de los organismos especializados al primer llamado.

“Ayer funcionamos mucho mejor que en la ocasión anterior que tuvimos que activar el sistema de alertas y tenemos que irlo perfeccionando porque estamos expuestos,  esa es una realidad que no podemos obviar, estamos expuestos, en cualquier momento se puede dar una situación que  puede ser catastrófica o dolorosa en términos de la pérdida de vidas humanas”, advirtió Rosario.

“Ante este tipo de desastres es poco lo que se puede hacer más que la organización  y la atención inmediata a los llamados de los sistemas especializados, del gobierno, la Presidencia, el gobierno en general, el Sinapred, los gobiernos locales, ese modelo de alianzas que hemos venido fortaleciendo, activado al máximo para protegernos, para amparamos al máximo unos a otros, para socorrernos y para evitar al máximo la perdida de valiosas vidas de hermanos y hermanas  en cualquier comunidad de nuestro país”, indicó.

Finalmente reiteró que debemos estar conscientes que  “somos un país de alto riesgo, que hay altas vulnerabilidades y que tenemos que estar prevenidos,  organizados y dispuestos a seguir adelante ante una situación de esa naturaleza que se puede presentar en  cualquier momento”.