Además de afectar a los animales, el cambio climático tiene una clara incidencia en la salud del ser humano, según un nuevo estudio desarrollado por 11 grupos médicos estadounidenses, divulgado hoy.

La investigación confirmó que ese fenómeno enferma a las personas debido al aumento considerable de los niveles de contaminación atmosférica y del agua; los principales agentes agresivos son los mosquitos, transmisores por excelencia de varias enfermedades.

Los médicos están en la primera línea y ven los impactos en los exámenes. Lo peor es que los daños los están sintiendo en su mayoría los niños, las personas mayores, de bajos recursos o que sufren enfermedades crónicas, afirmó la doctora Mona Sarfat, directora de la coalición a cargo del estudio.

Conocido como el Consorcio de la Sociedad Médica sobre el Clima y la Salud, el grupo representa a más de la mitad de los médicos de Estados Unidos y su función radica en ayudar a quienes delinean las políticas públicas a comprender los peligros del calentamiento global para la salud.

La organización divulgó un informe que explica cómo afecta el cambio climático a la salud humana e insta a una rápida transición hacia las energías limpias renovables.