Es cierto que resulta muy aventurado decir que los mejores platillos de Cuaresma en un país de tamaño de Nicaragua se encuentran en un solo sitio, pero de no ser así, al menos se puede decir que el mercado popular cuenta con una gran tradición en este ramo y que la oferta es realmenmte amplia.

En los comedores populares del Mercado Roberto Huembes de Managua, se escuchan con facilidad los pregones que invitan y enumeran a la vez, la oferta culinaria que atrae por sí misma con sus colores y aromas.

Ciertamente, resulta difícil escoger cuando se llegan las primeras veces. Pero al pasar de los años, las propietarias de negocios han captado una clientela nutrida.

La fama del centro de compras popular es tan grande que estos platos, ideados para cumplir con las penitencias de evitar carnes rojas los viernes de Cuaresma (de ahí su nombre), ha significado que ya no sea una única vez en la semana en la que se preparan, sino, durante todos y cada uno de los días de la temporada.

“Ahora la gente ha perdido… no tal vez la tradición, pero quien las compra y sabe cómo están las cosas, las buscan los miércoles, los jueves, viernes sábado y domingo, que son las más abundancias en venta, pero a veces vienen un día de semana, a decir un lunes. — ¿Sopita de queso? (preguntan los clientes) Por ley tenemos que hacerla toda la semana… Es una vez al año mama, pero es una comida tan deliciosa que eso nadie lo va a quitar, porque son tradiciones de los abuelos más que todo”, afirma María Luisa Sirias Pérez.

A Miriam Sirias, del Comedor Jaqueline, nunca le faltan estos días el Arroz con Gaspar, la Sopa de Mariscos y las Tortas de Pescado, todo a un buen precio y sin perder la calidad, según ella misma cuenta.

“Calidad sobre todo. Nos ha ido muy bien, no nos podemos quejar, ya la gente ya me conoce, soy fundadora de este mercado Roberto Huembes y siempre cuando inicia la Cuaresma ya inicia la Semana Santa, nosotros siempre tenemos, todos los días estos tipos de comida de Cuaresma”, señala.

Justamente este jueves, el Reverendo Sixto Ulloa, líder de las Iglesias Evangélicas Bautistas, llegó al punto, a comprar un Pinol de Iguana para llevar y disfrutar de su Pinol de Iguana. El 19 Digital no perdió la oportunidad para preguntarle sobre esta tradición, a lo que contestó contento:

“Quiero comérmelo en mi oficina. Un pinolito de Iguana muy rico del Comedor Jaqueline del Roberto Huembes. Todas estas mujeres son lindas, con su delantal, bien higiénico que es lo mejor”.