Castillo comentó que en esta época se pueden observar por lo menos tres cambios fundamentales, el primero de ellos en la posición del sol, que se va desplazando hasta llegar al trópico de capricornio, lo cual hace que la radiación solar llegue al país de forma indirecta.

“Para el solsticio  de invierno el sol sale al sur este y se oculta al sur oeste.  Que implica esto que la radiación solar  que nosotros recibimos de parte del sol, como estamos aislados, es un poco menor. Eso  significa que disminuye la  temperatura y sobre todo el día y la noche varían, porque al no recibir radiación solar, nosotros observamos  que a medida que nos acercamos a diciembre el día es más corto y la noche es más larga”, explicó.

Castillo detalló que en estos meses en los que se acerca el solsticio de invierno, el día tiene una duración de 11 horas y 15 minutos y la noche dura 11 horas 45 minutos.

Comentó que es muy fácil notar este cambio y sólo basta constatar que ahora la mañana comienza a las 05:45 horas y la noche inicia a las 17:30 horas (05:30 pm), en cambio en julio se observa que despues de las 6 de la tarde todavía es de día.

¿Por qué sentimos frio?

En esta época la posición de la tierra y la inclinación de 23.5 grados que posee, nos hace estar más retirados del sol.

“Eso significa  que hay un momento en que nosotros estamos más retirados del sol. Entonces al estar retirados la radiación  solar no entra de forma directa, sino de forma oblicua. Entonces eso permite que el sol nos dé menos calor”, explicó.

Además señaló que también los vientos del norte, que se desplazan un poco hacia el sur, hacen que se sienta más frio. No obstante, aclaró que eso no sucede en países como Argentina, Australia, Sudáfrica, que por estar en otro hemisferio entran a una estación diferente a la del hemisferio norte.

“A partir del 21 de diciembre ellos entran en el solsticio de verano para ellos. Esa es la situación clara, científica  de que porque hace frio en esta época y porque oscurece más temprano”, aseguró.

El especialista además comentó que muchos de los cambios de las estaciones del año se reflejan en el comportamiento de los árboles.

Comentó que en Nicaragua se dan las 4 estaciones debido a que se encuentra en la zona tropical, entre el trópico de cáncer y el trópico de capricornio, lo que también nos hace muy propensos a las lluvias.