“Creo que las elecciones transcurrieron al final con buen pie, no hubo problemas mayores, en Managua por ejemplo que es donde pude observar, aunque hay problemas en algunos municipios que esperamos que se resuelvan al final  y que nadie quede insatisfecho y que las siguientes elecciones sean unas elecciones en las que podamos participar más”, manifestó Mario Amador, vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Amador indicó que en Nicaragua se practica el civismo y una muestra de ello  fue la participación de la población, la asistencia de los ciudadanos nicaragüenses en las urnas electorales el domingo 4 de noviembre, pero sobre todo que lo hicieron con tranquilidad y al momento de su ejercicio del derecho al voto no hubo mayores problemas.

“Se practica el civismo porque fuimos a votar y a votar en tranquilidad y yo creo que en el momento de la votación no hubo mayores problemas y el que llegó a votar encontró tranquilidad, un proceso correcto”, añadió.

“Fue una característica que si vi en la Junta Receptora de Votos, mucha educación y cortesía, pero esto es con el votante […] Además se notó mucho, antes había una actitud regañosa por parte de los miembros de las mesas y sin embargo esta vez fue muy educada la forma en que trataron al elector”, dijo Eduardo Fonseca, ex candidato a Alcalde de Managua por el PLC y director ejecutivo de la Cámara de Comercio Nicaragüense.

Fonseca señaló que los comicios del domingo fueron elemento muy importante para continuar fortaleciendo la democracia en Nicaragua y que ahora resta cumplir con algunas observaciones y recomendaciones realizadas por algunos organismos internacionales, pero que en términos generales fue un proceso pacífico.

Se debe seguir avanzando

El vicepresidente del Cosep afirmó que es un reto para el Gobierno Sandinista, al haber obtenido 134 alcaldías, porque tiene que continuar desarrollando trabajos para que la población se sienta bien y entre más alcaldías conquista más compromisos asume con los electores.

Amador destacó que la alianza entre el Gobierno, sector privado y trabajadores es resultado de una relación positiva.

“Nosotros, el sector privado hemos mantenido una relación positiva con el Gobierno, en las municipalidades ha habido algunos problemas que se solucionan posteriormente con la relación que  tenemos a nivel central, con el gobierno central, pero si creo que es el resultado. Hay municipios donde se trabaja de la mano con los productores, con el sector privado, hay otros municipios donde hay problemas y se van resolviendo para beneficios del país”, comentó Amador.

El empresario aseveró que esa relación entre el sector privado y el gobierno ha rendido buenos frutos y hoy en día el país se presenta como un país de mejores posibilidades ante otros países que tienen condiciones similares, como El Salvador, que aunque tiene un gobierno socialista no tiene una relación con el sector privado como la que tiene la empresa privada con el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en Nicaragua.

“Nosotros vendemos esa imagen a los inversionistas internaciones, cuando el Cosep habla con inversionistas siempre decimos: mirá los problemas que se presentan los resolvemos en una mesa de diálogo abierto, en un dialogo franco y permanente que tenemos con el Gobierno y eso le gusta mucho a los inversionistas porque encuentran la solución de los problemas sea por la vía del dialogo y no por otras vías que se usaban en el pasado como la confrontación”, sostuvo Amador.