Jarquín Ortel rechazó que grupos minoritarios que perdieron las elecciones, estén protagonizando actos de violencia y lo que es peor, estén provocando muerte y luto entre las familias nicaragüenses.

“Las elecciones han transcurrido normalmente, se han desarrollado en paz y en tranquilidad. El pueblo de Nicaragua ha dado un ejemplo de civismo, ha participado y hay que respetar los resultados, la violencia no trae nada”, reflexionó el defensor de los derechos humanos.

Dijo que sin pretender ser un analista político, considera que los resultados adversos para la oposición, se deben principalmente a que no realizaron estrategias creíbles o viables para atraer simpatizantes y ahora por el contrario causan daños con violencia.

“Buscan como justificar la derrota y tratan de vender la idea, que en el proceso electoral existieron irregularidades, para minimizar la derrota, pero la verdad es la siguiente, que tienen que aceptar que perdieron”, remató.

Valoró de positivo el informe de la OEA, que reconoce que las recomendaciones que hicieron después de celebradas las elecciones presidenciales en el 2011, en estas municipales se pusieron en práctica.

El jurista Carlos Mario Peña, también instó a la oposición a aceptar la derrota y trabajar desde ya, para que tengan la posibilidad de volver a tener la simpatía de la población, pero aseguró que a como están las cosas, el pueblo nicaragüense está convencido que el FSLN es su opción.

“El pueblo nicaragüense día a día va reconociendo la labor inclaudicable que el presidente Daniel Ortega está haciendo en todo el territorio nacional y ha visto un enorme cambio entre los gobiernos neoliberales y el Gobierno Sandinista (…) que día a día le lleva el progreso, la educación y la salud a estos pueblos, que prácticamente han sido marginados y olvidados por otros gobiernos”, dijo.

Manifestó que los nicaragüenses, el domingo  pasado, le dieron por adelantado el regalo de feliz cumpleaños, al Comandante en Jefe de la Revolución Popular Sandinista Carlos Fonseca Amador que este 8 de noviembre se celebran un año más de su natalicio.