Durante este miércoles, una brigada del Ministerio de Salud (Minsa) se dio a la tarea de recorrer las pocas calles del barrio Oscar Perez-Cassar, en el Distrito I de Managua, donde su misión estaba fijada en la fumigación de 137 viviendas que conforman esta localidad capitalina, a fin de contribuir a la eliminación del mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya.

Aunque la fumigación y la abatización son las tareas esenciales que el Gobierno Sandinista emprende en la lucha antiepidémica, el aporte de la población resulta esencial para lograr la prevención de estas enfermedades.

“Nosotros realizamos la fumigación y abatización, pero la gente nos tiene que apoyar limpiando sus casas, limpiando las canaletas, no teniendo aguas acumuladas, teniendo el patio limpio y dejando entrar a los compañeros abatizadores, que son los que realizan la acción de apaciguar al mosquito”, manifestó Orquidia Ruiz, responsable de Epidemiología de Centro de Salud Roberto Herrera.

José Hernández expresó que como pobladores tienen toda la disposición de cooperar en esta loable labor que desarrolla el Gobierno a través del Minsa, iniciando con los trabajos de limpieza en sus hogares y permitiendo el ingreso de los brigadistas para que fumiguen las viviendas.

“Este no es solo trabajo del Minsa, nosotros también debemos cooperar manteniendo limpias las calles, las casas, dejar entrar a nuestras casas a los brigadistas porque esta jornada va a contribuir a aminorar las enfermedades”, dijo Armando Rosales.

Valeska Silva afirmó que el deber y compromiso que deben asumir como ciudadanos es desechar todos aquellos calaches que no estén utilizando, mantener libre de charcos las calles y limpias sus casas.

Ruiz destacó que el aporte de la población se complementa con las campañas que desde el Minsa se vienen impulsando con la fumigación, abatización y sensibilización enfocadas en la erradicación del mosquito Aedes aegypti.