Hace unas horas el Acuerdo TransPacífico de Cooperación (TPP) parecía asistir a sus funerales, pero el encuentro de ministros y altos funcionarios de 15 países en esta ciudad pareció darle un segundo aire.

Puede incluso que el Diálogo de Alto Nivel en iniciativas de Integración en Asia Pacífico se inscriba como baza de rescate del arreglo en plena etapa de naufragio, después que Estados Unidos se salió de la nave.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, fue bastante categórico en sus comentarios: 'el TPP no es como tal el objetivo sustituirlo, sino avanzar en distintas plataformas con iniciativas de integración comercial'.

México por supuesto seguirá dando pasos en la relación con China, con independencia de los caminos que se abran a través de la Alianza del Pacífico, precisó.

Videgaray remarcó que desde la perspectiva mexicana, China es un socio comercial muy relevante, 'un país con el que tenemos una asociación estratégica integral con progresos en distintos frente que esperamos consolidar'.

Otra señal de la aparente revitalización del TPP, al cual pertenecen Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, México, Nueva Zelanda, Malasia, Perú, Singapur y Vietnam, es la disposición de aprovechar su base para volcarla en integración y comercio.

'Los socios participantes reiteraron su firme compromiso de colaborar para mantener los mercados abiertos y la libre circulación de bienes, servicios e inversiones', destacó la declaración conjunta de Viña del Mar.

También el viceministro de Comercio de Japón, Toshinao Nakagawa, argumentó que el TPP tiene una larga y profunda historia de negociaciones (seis años) y conserva su perfil de promotor del libre comercio.

'Queremos seguir las conversaciones, buscar más asociados. El primer ministro Shinzo Abe le explicó hace poco al presidente Donald Trump las expectativas y relaciones de Japón con el TPP', detalló Nakagawa.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, se congratuló por el éxito de la cita en Viña del Mar que abrió las puertas de la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) a nuevos asociados.

'Ante la incertidumbre de las tendencias al proteccionismo, desde la Alianza damos certezas para en un plazo breve incorporar países con calidad de gestión comercial, respeto al medio ambiente para ampliar los intercambios', comentó.

Se trata igualmente de acercar posiciones respecto a la APEC (Foro de Cooperación Asia Pacífico), de incrementar los nexos con China y su iniciativa de Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) para un comercio globalizado e inclusivo, sentenció Muñoz.

En una declaración conjunta, el TPP enfatizó que el convenio de los 11 países defensores del bloque es un resultado equilibrado, con importancia estratégica y económica.

Técnicamente, el plazo para la expiración del TPP es el 4 de febrero de 2018. Por tal razón, todavía el margen de conversaciones está abierto y si bien hay escepticismo, Washington pudiera cambiar de parecer.