La policía alemana interceptó hoy un paquete explosivo enviado al Ministerio alemán de Finanzas, el cual podría haber reportado serios daños a cualquier posible receptor, reportaron las fuerzas de seguridad locales.

El paquete, añade la fuente, contenía material pirotécnico explosivo capaz de causar 'heridas de consideración' a quien lo hubiese abierto, debido a la naturaleza ignitiva del mismo.

Además, el envoltorio contenía una mezcla como las que se emplean 'frecuentemente en la producción de fuegos artificiales', según un comunicado emitido por la dirección de la Policía de Berlín.

El propio ente policial procedió al desalojo temporal del personal del ministerio hasta que finalmente se pudo trasladar el inestable fardo a un emplazamiento especializado de los artificieros de las fuerzas especiales.

Tras el aviso arribaron al lugar de los hechos especialistas del Instituto de Tecnología Criminal de la Oficina Federal de Investigaciones Criminales (BKA), que decidieron desalojar por motivos de seguridad la oficina y sus aledaños.

Por último, el diario local Bild confirmó que el envío estaba dirigido al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang SchÃñuble.