La prevención de los accidentes de tránsito, resguardo de paradas y terminales de buses, patrullaje y protección en destinos turísticos y actividades religiosas, entre otras son algunas de las acciones que la Policía Nacional ejecuta en el marco de sus planes de seguridad, mismos que están siendo revisados a fin de mejorar la seguridad de las familias nicaragüenses.

El Subdirector de la Institución, Comisionado General Francisco Díaz Madriz, explicó que durante el encuentro semanal de los jefes de policía se ha abordado la necesidad de ajustar esos planes de manera que se garantice la tranquilidad de las personas, las familias y las comunidades, empezando por lo concerniente a la seguridad de tránsito.

“Nosotros siempre hemos sostenido que los accidentes de tránsito, las muertes, los lesionados se pueden evitar si los conductores, nuestros peatones, nuestros pasajeros asumen una conducta prudente, responsable, las acciones policiales (están orientadas) para evitar que los conductores en estado de ebriedad manejen vehículo o moto utilizando el cinturón de seguridad y los cascos”, declaró Díaz.

El jefe policial enfatizó la necesidad de aplicar con rigurosidad la Ley de Tránsito en los conductores y acompañantes.

Por otro lado, destacó la ejecución de planes como Pago Seguro, a través del cual se busca garantizar que los trabajadores no sean víctimas de la delincuencia en días que reciben el pago de sus salarios.

Asimismo, resaltó la continuidad de la protección para las actividades que se desarrollan durante el fin de semana, sean estas de carácter deportivo, religioso, recreativo, priorizando la vigilancia y patrullaje, reforzamiento especial de la capital Managua con miembros de la Dirección de Operaciones Especiales, al igual que la vigilancia y patrullaje en barrios, mercados, paradas, terminales de buses y centros educativos a nivel nacional.