El diputado sandinista departamental César Castellanos denunció este martes en la delegación policial  que a eso de las ocho de la noche del pasado domingo, cuando acudió al llamado de los funcionarios de mesa y fiscales sandinistas que se encontraban acosados por activistas liberales en el Junta Receptora de Voto de la comunidad El Yaraje, municipio de Mozonte, fue emboscado por un grupo que le hizo 10 disparos, de los cuales 3 impactaron en su camioneta.

Castellanos mostró que uno de los tiros entró  por el vidrio trasero de la camioneta, destruyéndolo totalmente y tuvo orificio de salida en el vidrio delantero, propiamente en el centro, a pocos centímetros de su humanidad.

El legislador conducía la camioneta sin pasajero a bordo, ya que pretendía auxiliar a los miembros de mesas y fiscales que se encontraban en la escuela de Yaraje.

El diputado sandinista identificó a unas de las personas que disparó en su contra, como Alexander López López, presuntamente trabajador de la alcaldía de Mozonte, una de las municipalidades que el FSLN logró –por primera vez en la historia- ventaja en los últimos comicios.

Policía investiga asesinato y homicidio frustrado

Según el Comisionado Pablo Ardón, jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía Nacional en Nueva Segovia, informó que el caso es investigado por el delito de homicidio en grado de frustración y daños a la propiedad.

Recalcó el jefe policial que otro caso que es investigado por Auxilio Judicial es el asesinato –la noche del domingo en el municipio de El Jícaro- del joven Ariel Francisco Reyes Gutiérrez, militante de la Juventud Sandinista, que fue bajado de una pedrada de un camión cuando éste se disponía a trasladarse a descansar a su casa y después en el suelo, ultimado de varias puñaladas en su cuerpo.

Destruyen alcaldía de Macuelizo


Otro que interpuso denuncia en la Policía Nacional es el alcalde de Macuelizo, Luis Felipe Enriquez Averruz, por la destrucción ocasionada a la alcaldía, cuyo local fue rociado de gasolina, prendiendo fuego en sus puertas, mientras las ventanas de vidrio y el techo eran destruidos a pedradas. Enriquez dijo que la intervención oportuna de los militantes sandinistas evitó que el fuego pasara a ocasionar daños irreversibles al local.

“Primero impidieron con un tranque en la carretera que trasladáramos a nuestros votantes de sus casas a la JRV de la comunidad de Mesas de Alcayan, impidiendo el ejercicio del voto, y después en el casco urbano golpearon a trabajadores de la alcaldía y trataron de impedir que el material saliera al centro de computo municipal”, declaró el alcalde, reelecto por mayoría en Macuelizo. La Policía intervino la misma noche para restablecer el orden en el municipio.

Sin embargo, el alcalde del Poder Ciudadano hizo un llamado a todos los pobladores a que “se respete la decisión del pueblo trabajando unidos en función del desarrollo de todo el municipio”. El FSLN  ganó la municipalidad con el 53 por ciento de los votos, equivalente a 314 votos de diferencia con el candidato de la derecha.

También destruyen escuela que recién estrenaban los pobladores

Por otro lado, el delegado departamental del Ministerio de Educación, Rolando Olivas, informó que interpondrá formal denuncia en la Policía Nacional por daños a la propiedad ocasionados a la escuela de primaria de la comunidad de Yaraje, en el municipio de Mozonte, donde funcionó una JRV el pasado 4 de Noviembre.

“Es lamentable que dentro de esos avances en la cultura política se den acontecimientos violentos contra los bienes del pueblo”, reflexionó Olivas. La escuela tiene no más de 15 días de haberse finalizado la rehabilitación del centro; “Quebraron persianas, se llevaron parte de la alimentación de los niños y quebraron hasta un televisor de una profesora, son bienes del Estado, del pueblo y aún no se calculan las pérdidas”.

Las clases debieron haber empezado, pero hasta es martes la maestra dijo sentirse amenazada por simpatizantes del PLI que están en desacuerdo con los resultados electorales. La Policía Nacional, a través de su relacionista público, reveló que todos los casos denunciados son investigados para luego pasarlos a manos de las autoridades competentes.