Las autoridades tailandesas se incautaron de 21 cuernos de rinoceronte valorados en 148.2 millones de bat (4.2 millones de dólares o 3.9 millones de euros) en unas maletas procedentes de Etiopía, confirmaron hoy fuentes policiales.

Chalermkiat Srivorakan, subcomisario de la Policía Nacional, señaló a Efe que las maletas fueron interceptadas el martes en el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi en Bangkok, donde llegaron como mercancía.

Dos mujeres tailandesas, identificadas como Thitirat Arai y Kansinee Anutranusad, reclamaron las maletas y escaparon durante el proceso de registro por los agentes de Aduanas.

Thitirat, de 56 años, había llegado al aeropuerto tailandés en vuelo desde Vietnam y Kansinee, de 41 años, en otro avión procedente de Phnom Penh.

La Policía, que cree que ambas trabajan para una red de tráfico ilegal de animales, precisó que se enfrentan a hasta 14 años de cárcel por importar partes de animales protegidos.

Los traficantes de marfil de elefante y cuernos de rinoceronte utilizan Tailandia como lugar de tránsito antes de introducirlos en países como Vietnam o China, donde estos productos son muy apreciados.