La huelga del personal de tierra en los aeropuertos Berlín-Tegel y Berlín-Schönefeld provocó hoy por segundo día consecutivo en esta semana la cancelación de más de 600 vuelos, sumadas ambas instalaciones.

Según la información proporcionada por la empresa que gestiona los aeródromos, en Tegel fueron cancelados 460 vuelos y 143 en Schönefeld, para paralizar casi todas las partidas y llegadas de Berlín. No obstante, la cifra puede aumentar.

Para la protesta fueron convocados unos dos mil individuos por el sindicato Ver.di y la exigencia fundamental es el incremento del pago de 11 a 12 euros por hora.

La huelga en los aeropuertos tuvo una edición anterior el viernes último, cuando fueron cancelados unos 660 vuelos. Ver.di determinó continuar con las acciones después de que el fin de semana no recibiera ofertas para la negociación de un nuevo convenio.

Originalmente, la protesta estaba prevista hasta las 05:00 (hora local) de hoy, pero, al no apreciar reacción de los empleadores, el sindicato decidió aumentar la presión sobre ellos y extender el paro hasta mañana miércoles.

La víspera también fueron cancelados varios centenares de vuelos, 455 en Tegel y 204 en Schönefeld. Del mismo modo, otra huelga del personal de tierra realizada en febrero último afectó a más de 100 aterrizajes, partidas y conexiones en la capital alemana.