Este miércoles se realizaron dos vuelos para monitorear las los costas, mientras las familias siguen  sintiéndose acompañadas por las autoridades sandinistas, que han ratificado la disposición de continuar con las labores de búsqueda.

Además del trabajo intensado que se realiza por vía aérea, las familias están aprovechando el espacio de las redes sociales, para contactarse con periodistas guatemaltecos, incluso con las mismas autoridades del hospital de San Marcos en Guatemala, lugar donde se encuentran aparentemente cuatro pescadores, cuyas identidades no han sido proporcionadas.

“Yo confío que la primera versión es cierta, mi fe es inmensa y estamos seguros que esos pescadores que dicen están en el hospital, son los mismos de nosotros…ahí está mi marido”, mencionaba insistentemente Katia Martínez, esposa de Arlin Mojica, uno de los cuatro titanes de Masachapa.

Zulema Molina, hermana de Giovanni Molina asegura que la información errónea dada por las autoridades de Guatemala, sobre el presunto hallazgo de los jóvenes pescadores, en vez de desanimarlos, les ha cargado de energías para multiplicar los esfuerzos para lograr encontrar a sus familiares.

 



“Nuestra fe en ningún momento las hemos perdido y pensamos que ellos pueden ser, porque hay unos náufragos en Guatemala y en un contacto que hicimos a través de las redes sociales, nos han manifestado que se trata de unos nicaragüenses, pero aún no tenemos esa certeza”, manifestó Zulema.

El Alcalde de San Rafael del Sur, compañero Noel Cerda ha estado al frente por orientación del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, que han  insistido en acompañar en estos momentos de zozobra.

“la familias siguen con la fe y la esperanza que en algún lugar deben aparecer, no necesariamente en ese lugar (en Guatemala) pero estamos agotando todos los recursos para desechar cualquier información relacionada a ellos”, patentizó el Cerda.

Otro motivo por el cual las familias no pierden la esperanza, es que aun no existen señales de los  bidones de combustibles que llevaban en la lancha Galilea II, por tanto eso incrementa las posibilidades de encontrarlos sanos y salvos.

“Ni por aire ni por mar se han encontrado señas de esos bidones, ni señas de líneas, ni las boyas de las líneas, entonces abriga la fe que ellos no se hundieron y en algún lugar tienen que estar ubicados”, mencionó.

El teniente coronel de la Defensa Civil Mario Rivas Pérez, informó que diariamente se están realizando vuelos de aproximadamente 4 horas, donde se bordea toda la costa y se va mar adentro para ampliar las posibilidades de búsqueda. los pescadores desaparecidos son: Ricardo Javier Mendieta Rodriguez, Israel Antonio Mendieta Rodríguez, Arlin José Mojica Campos y Giovanni Molina.