Al menos 13 personas murieron hoy y otras 15 resultaron heridas en dos atentados con coche bomba perpetrados casi simultáneamente en la puerta de un hotel y cerca de una base militar de Mogadiscio, informaron a Efe fuentes policiales.

El primer coche bomba, que según medios locales mató a 10 personas, explotó en la puerta de un céntrico hotel de la capital somalí, en una de sus calles más transitadas.

Mientras los servicios de emergencia atendían a las víctimas se produjo la segunda detonación cerca de una base militar, donde hubo al menos otros tres muertos.

Ambas explosiones han sido reivindicadas por el grupo yihadista Al Shabab.

Las víctimas del atentado ante el hotel Wehliye son transeúntes y guardas de seguridad del establecimiento, cuyos alrededores han sido acordonados por la Policía después de la explosión.

Según las primeras informaciones, los tres muertos en el atentado junto a la base militar son el conductor del vehículo, otro terrorista y un transeúnte.

El primer ministro somalí, Hassan Ali Kheyre, ha condenado los ataques en un comunicado.

La milicia islamista Al Shabab anunció en 2012 su adhesión formal a Al Qaeda y lucha por instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia, donde controla grandes extensiones de territorio en el sur y el centro del país.

Al Shabab perpetra regularmente atentados contra civiles, policías, representantes del Gobierno y militares.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré.