Más de 800 familias del barrio Waspam Sur se han dado a la tarea de trabajar de la mano con el Ministerio de Salud en la lucha antiepidémica, logrando reducir los casos de personas afectadas por dengue, Zika y Chikungunya, resultados alentadores tanto para los habitantes como para las autoridades médicas.

Freddy González encargado de la brigada de fumigación del Minsa señala que la participación ciudadana es vital en este tipo de acciones pues en el hogar es donde deben de iniciarse las labores de limpieza y eliminación de criaderos.

“El trabajo de fumigación disminuye las incidencias de los vectores adultos y a su vez las patologías provocadas por los mismos. Acá no se han registrado personas afectadas, sin embargo, nosotros de manera constante estamos fumigando para que la población del sector permanezca saludable”, refirió.

Las familias realizan labores de limpieza y sobre todo permiten que los brigadistas ingresen a sus hogares a realizar el trabajo correspondiente, de tal manera que el ciclo de vida y crecimiento del mosquito sea interrumpido por la fumigación.

“Nosotros siempre limpiamos, garantizamos que las plantas estén sin agua cumulada, es importante que todos vivamos en lo limpio porque así evitamos enfermedades”, dijo Margarita Mejía.

“Muy buena la labor del Minsa en los barrios, siempre es bueno estar alertas ante las enfermedades pues todos estamos expuestos a las mismas. Acá tratamos de que las casas estén limpias y acostumbramos a lavar los barriles y las pilas porque es ahí donde se forman los mosquitos”, finalizó María Auxiliadora Navarro.