Cuando don Cristian Hildebrando Soza creó por primera vez una figura con lodo a los 5 años en la finca cafetalera de su papá, nunca se imaginó que 45 años después, sería conocido como el “restaurador de San Dionisio”.

Este hombre bonachón que se graduó de ingeniero agrónomo en los años 80, nunca se imaginó que la afición de crear figuras de lodo en sus años de infancia, le convertiría en una persona muy cristiana y sobre todo en el principal restaurador de imágenes católicas de los municipios de Matagalpa y de otros departamentos.

Restaurador de Imágenes

Hildebrando es un hombre muy tímido y para nada jactancioso, se le nota al hablar, pues sostiene que el titulo de restaurador de imágenes es para aquellos que han estudiado en una Escuela de Bellas Artes y no para él, cuyos conocimientos y técnica son empíricos y hasta rústicos, como asegura.

“Soy un artesano que utiliza herramientas rústicas, este talento inició cuando era pequeño, yo jugaba en la finca de mi papa y en el campo agarraba lodo, empezaba a trabajar figuras y una cosa que me impresionaba mucho eran las Navidades, empezaba a hacer toritos, vaquitas, pero con lodo, y claro muy mal hechos”, cuenta Cristian Hildebrando.

Restaurador de Imágenes

En muchas ocasiones cuando elaboraba una imagen católica de barro siendo un niño, tenía que esconderlas entre las plantas de café de la finca, pues tenía temor que lo castigaran por hacer algo que era considerado un pecado.

“Era pecado que alguien hiciera un Santo, yo dije 'me van a regañar, me va a pegar mi papa', cuando me lo encontrara escondido en un cafetal, una vez me lo encontraron y de esa forma se enteraron que me gustaba”.

Restaurador de Imágenes

Esa vocación por crear la siguió alimentando por años, hasta llegar a su adolescencia, pero fue en la universidad y con la relación que mantuvo con jóvenes artistas de Estelí, fue que afloró en definitiva su pasión por las artes, por la pintura y sobre todo por la restauración.

“La primera vez que se presentó un trabajo mío fue en la casa de mi hermano, hice figuras para un nacimiento y la gente se admiraba, yo me sentía alegre que la gente me felicitara y a partir de ahí, empezaron a llevarme imágenes, pero eran de madera y también aprendí con ese tipo de material”.

Restaurador de Imágenes

En su humilde hogar, don Cristian recibe a las personas que solicitan sus servicios, muchos son de familias humildes, campesinos que les llevan las imágenes para que se las repare. Trabaja en madera y en yeso.

Cuenta que en la gran mayoría de ocasiones, no cobra en efectivo, pues los devotos son tan humildes, que les llevan una docena de huevos, frutas o granos básicos, de tal manera que con esos alimentos se siente bendecido y muy bien pagado.

Restaurador de Imágenes

Las semanas previas a la Semana Santa y a las Navidades, es cuando más trabajo de restauración recibe don Cristian, pues considera son las épocas en que las familias lo celebran con mayor devoción.

“Me traen de todo, en Semana Santa me traen la figura de Jesús, a la Virgen de Fátima, y en Navidad me a traen a la Virgen María, a la Virgen de Guadalupe, el Divino Niño, a Cristo me lo han traído roto y yo los reparo”, cuenta Cristian.

Restaurador de Imágenes

La solemnidad de la música filarmónica

“Yo creo que es un don que Dios me ha dado, yo no lo he estudiado, la gente de estos lados es muy pobre, no te paga con dinero, lo que te trae es una docena de huevos, te traen un ayote, una sandia, pero yo los recibo porque los alimentos son una bendición y porque creo que lo que hago ayuda a cuidar la fe y la devoción cristiana”.

Sostiene que si bien la restauración de imágenes no lo ha hecho una persona adinerada, considera que esa es la mejor manera de servirle a Dios y ayudarle a las personas a fortalecer su fe y preservar las tradiciones religiosas.

Restaurador de Imágenes

Y eso último es lo que hacen también la banda Filarmónica “Nuevo Sonidos Humberto Arauz Mairena”, que para estos días previo a la Semana Santa, dan sus servicios a las diferentes parroquias de los municipios de Matagalpa.

“Hemos estado con esta banda alrededor de 15 años acompañando a los feligreses en todas las jornadas de Semana Santa, en mi caso son 26 años acompañando las procesiones religiosas de la Iglesia Catedral San Pedro, la Iglesia San José y los viacrucis por la madrugada en Yalagüina, en Esquípulas, Sebaco, Matigüas”, dijo el director de la banda Jorge Emilio Flores Rugama.

Restaurador de Imágenes

El repertorio musical se compone de mucha música sacra y marchas fúnebres de compositores nacionales como Alejandro Vega Matus, Guillermo Urbina y el profesor Humberto Arauz Mairena.

“Para nosotros participar en estas solemnidad es un tiempo de mucha devoción, de mucha fe y mirar con muchos ánimos hacia adelante, con la esperanza puesta en Dios, es un momento de mucha comunión y como la mayoría de los integrantes somos católicos lo vivimos con mucha fe”, puntualizó Flores Rugama.

Restaurador de Imágenes

Restaurador de Imágenes