Con la llegada del verano los árboles florecen y tras ese hermoso proceso de la naturaleza empiezan a nacer las frutas, sus sabores dulces y la habilidad del nicaragüense hacen que cada año en Semana Santa se disfruten de manjares como la papaya o el mango en almíbar.

Las frutas “se lavan bien, se pelan, se rallan y se ponen agua a hervir para echárselo, así se le sale un poco la leche, después se pone al fuego a cocer y se le agrega el dulce, la pimienta y la canela, dos horas y medias de trabajo porque hay que estarlo meneando”, explicó Karla Armendia, de la comunidad Mora Arriba de la Concordia, quien desde muy temprano prepara este manjar.

“Nosotros salimos bastante a ferias a vender arroz con leche y almíbar de pina y a la gente le gusta mucho con pan", dijo Karla Armendia.

DULCES

El alfeñique

Quien no haya probado aun un alfeñique está a tiempo de hacerlo. Este es un dulce que por tradición se elabora en muchos hogares nicaragüenses para dulcificar el paladar.

Este caramelo es elaborado por la familia de Víctor Manuel Zeledón, quien habita en la comunidad Los Calcules en la Concordia, Jinotega. Hasta ahí se trasladó El 19 Digital para conocer cómo elaboran este majar que estará en las mesas de los nicaragüenses durante las vacaciones de Semana Santa.

“Viene gente de Jinotega a comprarlo y nosotros duramos unas cuatro horas para que esté el dulce, sacamos unos seis quintales de dulces diarios. Nosotros cosechamos, limpiamos y molemos la caña, todo hacemos hasta el bagazo no se desperdicia porque lo utilizamos como leña”, expresó Víctor.

DULCES

Atado de dulce

También en Jinotega se conserva la tradición del atado de dulce, sin este producto, el almíbar no sabría igual.

Francisco Javier Rivas Arauz, es el encargado de hacer la mezcla que llevará a que esa miel se convierta en un rico atado de dulce.

“Lo que hacemos es cocer el azúcar, enfriamos la miel, lo endurecemos y los envolvemos. Podemos hacer hasta pedidos de 150 al día. Unos diez alfeñiques los puedo hacer en veinte minutos, tengo siete años haciéndolos y con esto me apoyo para sobrevivir con mi familia y otras familias sobreviven trabajando acá”, comentó Rivas.

dulces

dulces