La abatización de los recipientes en los que se almacena el agua es una medida de prevención fundamental en la lucha antiepidémica, razón por la que este sábado los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) junto a un equipo de apoyo, visitaron las viviendas del barrio Rubén Darío para hacer efectiva la acción, sumado al mensaje de concientización brindado a los propietarios de las viviendas.

“La labor nuestra es sensibilizar a los moradores del sector de cara a que la limpieza en el hogar sea constante, así mismo se está aplicando abate y explicándole a las personas que este componente evita las larvas en los barriles y pilas. Este sector es uno de los que menos casos de cuadros febriles registra, lo cual muestra la efectividad de la lucha antiepidémica, dijo la doctora Izkra Valenzuela, Epidemióloga del Centro de Salud Francisco Morazán.

Siempre lo más importante para evitar las enfermedades es vivir en un ambiente limpio, lo cual es posible a través de la eliminación de los utensilios que no se ocupan, la eliminación de charcas y aguas estancadas.

“Es bueno que nos visiten porque de esa manera nos brindan algunas recomendaciones para que vivamos en un ambiente limpio, sano y seguro, nosotros siempre cambiamos el agua de los floreros, barremos el patio y sobre todo dejamos que el Minsa nos aplique abate en los trastos donde almacenamos agua”, concluyó Rosario Centeno.