El Gobierno Sandinista realizó el lanzamiento del Programa Productivo Alimentario 2017 (PPA), el cual en esta ocasión se ejecutará bajo una modalidad de fideicomiso y potenciación del emprendedurismo en cada uno de las protagonistas.

Este programa de gobierno va dirigido en un 90% a las mujeres, haciéndolas de esta manera sujetos de su propio desarrollo y bienestar.

Para este año el Gobierno tiene previsto invertir en el PPA más de 340 millones de córdobas.

La titular del Ministerio de Economía Familiar y Comunitaria, María Auxiliadora Chiong, explicó que la modalidad de fideicomiso para dar los créditos busca financiar las actividades productivas que realizan los protagonistas.

“Se creará un fondo de fideicomiso para dar créditos y financiar todas esas actividades que las y los protagonistas se encuentran desarrollando, o que deseen emprender. Se va a manejar igual que el programa Usura Cero, parecido, solamente que este va a ser en el campo”, explicó.

Los créditos van a ir dirigidos a la adquisición de bienes de reproducción como cerdos y aves. También habrá créditos para transformación y agregación de valor.

BPA

El primer nivel de créditos para emprender será de 10 mil córdobas como máximo, y el segundo nivel será de 10 mil a 60 mil córdobas.

El programa empezará a ejecutarse en su nueva modalidad a partir del primero de abril a través de las instituciones financieras.

La ministra aseguró que entre el 2007 y el 2016 se han entregado casi 200 mil bonos productivos y se han invertido más de 3 mil millones de córdobas. Todo esto se ve materializado en 2 mil núcleos productivos organizados y más de 700 cooperativas.

Chiong resaltó que gracias a este tipo de políticas del Gobierno Sandinista es que hoy Nicaragua se ubica en el décimo lugar en el mundo en el reconocimiento a los derechos de las mujeres.

“Nos sentimos gozosos porque es productos de esa voluntad política de ese Comandante Daniel y la Compañera Vicepresidenta Rosario, que están ahí siempre preocupados por el bienestar el pueblo. En todos los ámbitos de la sociedad podemos ver que ese décimo lugar lo hemos ganado a pulso, en el ámbito político, en el ámbito organizativo y en el ámbito económico”, aseguró.

“En el año 2007 el Bono Productivo Alimentario inició con la finalidad de capitalizar a la familia nicaragüense principalmente a las mujeres para que enrumbaran el camino hacia la productividad, hacia la prosperidad”, indicó.

Martha Lorena López fue beneficiada en el 2010 con una vaca y 5 gallinas, y a la fecha ya tiene 5 vacas, 40 gallinas y 14 patos, todo ello gracias al programa.

“Eso ha sido una gran actividad para mí como mujer en mi comunidad, porque ha venido a ser ejemplo en las demás que en realidad nosotras las mujeres podemos salir adelante, manifestó.

Señaló que cuando recibió estos bienes tuvo temor de no saber manejarlos, pero con el acompañamiento y capacitación de las instituciones del gobierno logró salir exitosa.

Igual se refirió Albar Rosa Amador. Ella se convirtió en protagonista en el 2014. Ella explica que actualmente tiene 32 cerdos, de los cuales 4 son reproductoras. Manifestó que con las primeras ventas construyó una galera y un pozo para mantener sanos a sus animales. Amador exhortó a las mujeres a que valoren el programa y lo reproduzcan para que logren ver los beneficios.

BPA