Al menos dos personas han muerto hoy mientras participaban en las manifestaciones multitudinarias en Seúl para protestar por la destitución de la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, informó la policía a la agencia de noticias Yonhap.

Uno de los fallecidos es un hombre de 72 años que murió de camino al hospital a causa de las heridas que sufrió en la cabeza, según notificaron las fuerzas de seguridad.

El hombre fue hallado inconsciente cerca de la sede del Tribunal Constitucional, cuyos magistrados ratificaron este jueves la destitución de la presidenta Park aprobada por el Parlamento.

El segundo fallecido es un varón de 60 años al que los servicios sanitarios encontraron inconsciente cerca de la Corte.

La policía asegura que hay otros dos heridos, mientras que los organizadores de la marcha pro-Park dijeron a Yonhap que al menos ocho manifestantes han sufrido lesiones.

Tras la lectura del veredicto se están produciendo violentos choques entre la policía y los partidarios de la ya expresidenta frente a la sede del tribunal y en la cercana avenida Sejong.

Unos 21 mil agentes han acordonado la máxima instancia judicial surcoreana, la Casa Azul (sede de la presidencia) y otras dependencias gubernamentales en el centro de Seúl debido a la tensión que se respira con motivo de las manifestaciones a favor y en contra de Park convocadas durante la jornada.

Con la destitución, Park queda despojada de su inmunidad y Corea del Sur está obligada a celebrar elecciones presidenciales en un plazo inferior a 60 días.