La perseverancia es un factor importante en la vida de doña Flora Ortiz, fundadora y propietaria de uno de los negocios de elaboración y comercialización de rosquillas más importante en la ciudad de Somoto, “Delicias del Norte”, establecimiento que desde hace diez años ha venido promocionando a nivel nacional e internacional tan delicioso alimento elaborado a base de maíz.

Ortiz se inició en la elaboración de rosquillas desde muy pequeña, labor que aprendió de su madre, quien desarrollaba dicha actividad para poder brindarle a ella y sus hermanos lo necesario. Años después siendo Ortiz una joven, deja dicha actividad e ingresa a la universidad donde se prepara como enfermera, profesión que desarrolló durante los años 70 y 80.

Creer en mí me ha permitido salir adelante, considerarme una mujer capaz es importante, recordemos que hay momentos en los que se gana y otros en los que se pierde y eso no debe desmotivarnos. La vida no es fácil y la necesidad de educar a mi hijo me impulsó a seguir adelante, trabajé once años como enfermera durante la guerra, sufrí lesiones y eso dio lugar a que me jubilaran a temprana edad, con una pensión por debajo de lo necesario para vivir y es en ese momento cuando retomé el oficio que aprendí de niña, destacó Ortiz.

rosquillas

Con muy pocos recursos, doña Flora emprendió su proyecto, el cual le exigía iniciar su jornada desde las tres de la mañana, para poder preparar la materia prima con la que elabora las deliciosas rosquillas y hojaldras, las que han logrado una amplia aceptación en el mercado nacional y extranjero.

“Gracias a Dios estoy alcanzando lo que en un inicio me propuse, mi meta era abastecer el mercado local, luego aspiré al mercado nacional y hoy en día hemos llegado hasta el mercado europeo, haciéndonos acreedores de importantes reconocimientos por nuestra innovación, calidad y liderazgos. En 2016 alcanzamos el premio Business Management Awards, otorgado por Global Business Corporation, lo cual nos ha motivado en gran manera”, dijo.

Actualmente Delicias del Norte, abastece de sus productos en supermercados del país y en países como España, Estados Unidos y Costa Rica, alcanzando una exportación trimestral de 30 mil paquetes entre rosquillas y hojaldras, demanda que los ha instado a innovar y darle un valor agregado a sus productos, de tal manera que el mismo cada vez tenga mayor aceptación.

rosquillas

“Nosotros hemos innovado la elaboración de hojaldras con mermelada de guayaba y coco, permitiéndonos llegar a otros mercados y otro tipo de consumidores finales, la hojaldra siempre se ha hecho con dulce de rapadura, sin embargo, nosotros le hemos cambiado un poco el sabor para atrapar a los más pequeños y lo estamos logrando, contamos con cinco presentaciones y cada una de ellas tiene mucha demanda”, señaló.

El crecimiento del negocio permite la generación de empleos locales, entre temporales y permanentes, asimismo, trabajan en función del cuido del medio ambiente a través del uso racional de madera que adquieren de un bosque energético creado en el municipio con la función de evitar la deforestación y el daño a la Madre Tierra.

“Nuestro compromiso ha sido usar menos leña aun cuando los hornos con los que trabajamos requieren de mucho calor, para sustituir el uso excesivo de leña hacemos menos uso de la misma y recalentamos el horno con un soplete de gas butano de tal manera que sigamos cuidando del planeta”, destacó Ortiz.

A largo plazo doña Flora espera ampliar su mercado a otros países, generar más empleo local pues a la fecha cuenta con 20 trabajadores de manera directa, planes que sin duda alguna le permitirán seguir abonando al desarrollo económico y empresarial de su municipio.

rosquillas

rosquillas

rosquillas

rosquillas

rosquillas

rosquillas