El juicio contra Víctor Manuel Morales Blanco y Paul Emerson Jean Leal, acusados de los delitos de asesinato, asesinato en grado de frustración, robo agravado, posesión ilegal de armas y obstrucción de funciones, inició este jueves en el Juzgado Decimotercero Penal, a cargo de la Jueza Fátima Rosales, quien presenció las evidencias periciales, documentales y testificales ofrecidas por la fiscal Fátima Mendoza.

Los dos sujetos son señalados de haber asesinado a los oficiales Julio Cesar Narváez y Howard Antonio Urbina el pasado 23 de enero cuando los policías trataron de impedir el robo al comerciante Yader Rodríguez a quien venían siguiendo desde hace un tiempo.

“El Ministerio Público ha logrado demostrar la responsabilidad de los acusados, todos los testigos que han pasado a declarar entre civiles y policías, identifican a los señalados como actores del hecho. Aún hace falta incorporar testigos presenciales así mismo mostraremos un video filmado por una cámara de seguridad del lugar donde se presenció el hecho, de tal manera que se muestren todas las evidencias que se recolectaron en la escena del crimen”, destacó la Fiscal.

Entre los testigos claves del hecho, están la oficial Norma Hernández, quien interceptó a uno de los señalados y el oficial Oliver Shion, quien fuese impactado de bala el día en el que se perpetró el suceso en el que dos de sus compañeros perdieron la vida en el cumplimiento del deber.

“Nosotros escuchamos que una banda de delincuentes estaba a punto de robar, entonces les dimos persecución y cuando me bajé de la moto en el sitio donde ya habían sido interceptados fui a neutralizar a uno de ellos y cuando realice la acción, otro de ellos me disparó en el cuello, puedo recordar el rostro de uno de ellos, el señor identificado como Paul Emerson Jean Leal”, detalló Shion.

Así mismo, la oficial Hernández, muy conmovida relató cómo sus compañeros fueron abatidos en el sitio e identificó a Jean Leal como el sujeto al cual ella interceptó por órdenes de su superior.

“Mi jefe me señaló quienes eran los que pretendían hacer el robo y les dimos seguimiento, después de hacerles señales de alto las cuales no fueron acatadas, mi jefe decide cruzar la patrulla en la vía para interceptarlos y cuando logramos detenerlos mi jefe me orientó me hiciese cargo del copiloto del vehículo en el que se trasladaban los delincuentes, Howard se hizo cargo del que venía sentado atrás y mi jefe del conductor”, expresó.

“Una vez que se bajaron del vehículo, logré reducir a mi objetivo lanzándolo al suelo, Howard bajó al otro sujeto ubicado en la parte trasera y mi jefe le dijo al conductor que abandonara el vehículo y este no obedeció, luego yo le grité a mis compañeros que los tipos estaban armados y es ahí cuando les dispararon a mis compañeros, hubo cruce de disparos, pero mi jefe y el conductor del vehículo cayeron al suelo”, detalló.

Así mismo, peritos mostraron análisis de balística, inspecciones oculares realizados en el lugar de los hechos y pruebas periciales, mismas que se suman al proceso que continuará el próximo 17 de marzo a las ocho y treinta minutos de la mañana.