La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, lamentó el fallecimiento de dos estudiantes que fueron mordidos por serpientes en la Costa Caribe de Nicaragua.

La primera víctima fue el niño de 9 años, Rubén Menejo Martínez, habitante de la Cruz de Río Grande. El menor fue mordido por una serpiente cuando se dirigía a su casa de la Iglesia Evangélica de la comunidad el día lunes 6 de marzo, falleciendo el mismo día.

Otra víctima fue Rosa Gómez, de 19 años, estudiante de Educación de Jóvenes y Adultos. Ella habitaba en la comunidad El Pedrejal, Laguna de Perlas y cuando se dirigía de su casa a la escuela, fue mordida por una serpiente, lo que le provocó su muerte horas después.

“Nuestro abrazo a los familiares de Rubén, de Rosita y luego al Ministerio de Salud, al Comandante (Lumberto) Campbell también al frente de todo el trabajo en la Costa Caribe, a todos ellos pedirles que indaguemos más sobre este incidente doloroso que nos costó la vida de Rubén y de Rosita en la Cruz de Rio Grande y Laguna de Perlas, para ver cómo podemos hacer para prevenir este tipo de incidentes… antes muy frecuentes, ahora menos, pero hay que hacer algo”, afirmó Rosario.