Luego de los trágicos accidentes de tránsito acaecidos el martes en Managua, Estelí y Granada, la Policía Nacional reiteró el llamado a los conductores a desplazarse sobre las vías con suma prudencia y responsabilidad.

La Jefa de Tránsito Nacional, Comisionada General Vilma Reyes, se reunió este miércoles con los jefes departamentales de esta dirección policial con el objetivo de evaluar y afinar los planes preventivos y así contribuir a evitar más luto en las familias nicaragüenses.

Cabe destacar que la institución igualmente está sosteniendo reuniones con las cooperativas de buses y de taxis, concientizándolas acerca de las leyes de tránsito y que por tanto no se sientan "dueños de las vías".

Particularmente se trabajará con los transportistas que tienen como rutas La Concha y Ticuantepe, debido a que se desplazan compitiendo entre ellas.

La Policía también se mantiene rigurosa en la aplicación de las multas de tránsito y en la suspensión y anulación de licencias.

Un aspecto muy importante es que la Policía se mantendrá alerta ante las certificaciones que extienden los talleres vehiculares, y en el caso de cualquier anomalía se procederá a suspenderles el permiso.

Reyes lamentó que muchas mujeres estén manejando temerariamente.

“No vamos a desistir de hacernos llamado a la prudencia, de hacernos llamado a la responsabilidad y de hacernos llamado a ese amor a la vida de nosotros, de nuestra familia y de los demás”, explicó la jefa policial.

Tránsito Nacional trabaja además en ajustes al Plan Verano, el cual contempla el resguardo de la seguridad de las familias que viajan a los balnearios y centros turísticos.

No menos importante son las coordinaciones que se están haciendo con las iglesias para que todas sus actividades cuenten con la cobertura de un agente de tránsito.

policia-transito