El presidente del Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE), Juan Pablo Pozo, ofreció hoy detalles técnicos sobre la segunda ronda de los comicios presidenciales prevista el venidero 2 de abril.

Para el balotaje se utilizará el mismo registro electoral divulgado en la primera vuelta, el pasado 19 de febrero, afirmó en rueda de prensa desde el Hotel Quito, y aclaró que no es posible el voto de menores de edad ni de personas muertas, dudas planteadas por ciudadanos y representantes de algunos medios desde el primer ejercicio electoral.

Como ocurrió la vez anterior, el 2 de abril están llamadas a sufragar 12 millones 816 mil 698 personas, quienes elegirán al próximo jefe de Estado entre el oficialista y exvicepresidente Lenín Moreno, vencedor de las justas con 39,36 por ciento, y el exbanquero Guillermo Lasso, cuyo índice de aceptación llegó al 28,09.

Asimismo, están previstas jornadas adelantadas de sufragios para privados de libertad (30 de marzo) y en casa (31 de marzo), mientras se habilitarán tres mil 558 recintos electorales con 40 mil 971 juntas receptoras de voto, cuyos miembros serán mayoritariamente estudiantes universitarios.

El titular del CNE adelantó que realizará jornadas similares a esta, para aclarar todo el procedimiento en las ciudades de Guayaquil, el venidero 9 de marzo, y en Cuenca, el día 13, al tiempo que también convocó a un encuentro con las dos organizaciones políticas contendoras, a fin de aclarar cualquier duda sobre el proceso de escrutinio.

Para el domingo 19 de marzo está pactado un simulacro nacional de votación, mientras que las encuestas podrán difundirse hasta la medianoche del 22 de marzo y al día siguiente comenzará la distribución de los paquetes con toda la documentación en las provincias y los consulados en el exterior, donde espera una reducción del ausentismo, pese a ser un voto facultativo.

Como parte del cronograma, del 10 al 30 de marzo Alianza PAIS y CREO-SUMA, formaciones políticas de Moreno y Lasso, respectivamente, podrán desarrollar sus campañas electorales por toda la nación.

Desde el 31 de marzo y hasta las votaciones, el 2 de abril, regirá el período de silencio electoral y la llamada ley seca, que prohíbe el consumo de alcohol.

Entre las propuestas adelantadas por Pozo, destaca incorporar las recomendaciones efectuadas por las misiones internacionales de observación que acompañaron la primera ronda y ratificaron el compromiso de asistir también al balotaje.

Sobre los resultados del balotaje, confirmó a Prensa Latina que el CNE tendrá su propio conteo rápido conjuntamente con el de la Escuela Politécnica Nacional, pero en caso de que los resultados apunten a un empate técnico o estén muy ajustados, esperarán los datos oficiales para su publicación.

Igual que en la primera vuelta, tres horas después del cierre de las urnas, o sea, a las 20:00 (hora local), el máximo órgano electoral divulgará la primera información oficial del conteo, que podrá seguirse a través de la página web de la institución, precisó.