De las más de 150 legaciones diplomáticas que existen en Berlín, un poco más de una veintena de ellas, están encabezadas por mujeres. La representante del gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo en Alemania, Embajadora Karla Beteta, organizó un encuentro con estas embajadoras y encargadas de negocios con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, en el cual se destacó que en el Informe Global de la Brecha de Género 2016 del Informe Económico Mundial el país mejor posicionado en Latinoamérica es Nicaragua (Posición Nr. 10).

Durante su saludo la diplomática nicaragüense rindió tributo a la mujer nicaragüense, conquistadora de su dignidad y protagonista de los cambios económicos, políticos y sociales que se han manifestado en todas las etapas de nuestra historia. Igualmente, se festejó a todas las mujeres del mundo, que no desfallecieron en la creación de una sociedad nacional e internacionalmente fundada en la justicia, solidaridad y amistad entre los pueblos y naciones. "En nombre del Gobierno y Pueblo de Nicaragua, de nuestra patria de amor y luz, les entregamos a cada una de Ustedes, mujeres valientes y formidables, una flor, como símbolo del profundo respeto y admiración por los aportes que hacemos las mujeres en el mundo, con lo cual también reiteramos nuestro compromiso sagrado y espiritual de seguir siempre más allá", exaltó Beteta.

Después se abrió una ronda de discusión sobre los logros, avances y desafíos de las mujeres nicaragüenses; así como la estrategia de empoderamiento de nuestro gobierno para fortalecer el papel preponderante que la mujer debe ocupar en la familia, en el corazón de la sociedad y en la vida pública y privada, que nos ha llevado a ocupar como país el. Seguidamente, ante un menú típico, que mostró el carácter acogedor y hospitalario nicaragüense, las diplomáticas presentes intercambiaron experiencias sobre la situación de las mujeres en cada uno de sus respectivos países.

El evento culminó con la puesta en escena de "En el tiempo", una interpretación de Danza Contemporánea a cargo del esplendido bailarín y coreógrafo nicaragüense Justo Yeinner Urbina Chicas, como un homenaje a la capacidad creativa e inteligencia de la mujer.

Yeinner, originario de Masaya, ejecutó magistralmente la obra de su autoría acompañado del violinista Kuo-Han Chen, para admiración del público que envuelto en un momento mágico y sublime no dudó en hacer vivas y aplaudir su trabajo artístico. La belleza del espectáculo radicó en su composición poética, tanto en el baile como en su fuerza escénica hubo un derroche de arte nicaragüense.

Mujeres Berlín

Mujeres Berlín

Mujeres Berlín

Mujeres Berlín

Mujeres Berlín