Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, exhortó este martes a las familias nicaragüenses, y principalmente aquellos que tienen vehículos, a “ser más prudentes al manejar”.

“Hemos ido lamentando y exhortando de manera especial a toda la comunidad de conductores, que podamos reflexionar, ponernos las manos en el corazón, sobre todas estas tragedias que están ocurriendo”, expresó.

El Cardenal Brenes, quien este martes cumple 68 años de bregar por esta vida, manifestó que al conducir un vehículo, la persona lleva una gran responsabilidad.

"Es una responsabilidad personal, porque si alguien va solo, y atropella a alguien, es triste. Mi exhortación siempre a que seamos prudentes, manejemos más despacio. Es mejor llegar un minuto más tarde, a no llegar”, expresó.

El Arzobispo de Managua, dijo que iba a estar orando por los conductores, pero que estos a su vez se encomienden al Señor, para que no sigan ocurriendo más tragedias sobre la carretera.