De manera rutinaria la Policía Nacional realiza inspecciones en los talleres de reparación de motocicletas, con el objetivo de evitar que en dichos sitios se almacenen o se adquieran este tipo de vehículos de manera ilegal, ya que muchas veces son utilizados para cometer delitos como robo en todas sus modalidades.

“Estamos cumpliendo con la verificación de todos los talleres a nivel de Managua, siendo una acción a través de la cual verificamos la legalidad de las motos, ya que se están registrando robos a bordo de motocicletas. Esta es una estrategia, ya que al momento de llegar a los talleres se les solicita a los dueños de los negocios la circulación de cada moto, seguro vigente y placas, y en caso de no cumplir con los requisitos, las mismas son ocupadas”, dijo el Capitán Jaime Cuestas, Distrito V, Policía Nacional.

Los dueños de talleres aseguran que la medida es acertada puesto que se regulan aquellos sitios en donde se realizan acciones indebidas en complicidad con la delincuencia, así mismo, es una manera de brindar seguridad a los mismos propietarios de negocios.

“El trabajo de la policía está muy bien porque son muchos los talleres que se prestan para otras cosas y eso mancha nuestro record como mecánicos, nosotros siempre exigimos a los dueños de motos que nos traigan la circulación de la moto porque de esta manera nos damos cuenta si la moto está legal y no se dedica a cosas ilícitas”, dijo Elvis Cáceres.

Los dueños de motos también se suman al esfuerzo de la institución señalando que así se evitan los robos de los vehículos, la proliferación de los robos y el cumplimiento de las normativas de tránsito.

“Al realizar estas acciones se garantiza que todos los conductores andemos nuestros documentos en regla, que conduzcamos un vehículo en buen estado y se evitan los robos en moto y el robo de las mismas, con la inspección es más fácil poder determinar quienes andan en actos ilícitos y quienes de manera responsable nos ganamos la vida honestamente”, concluyó Guillermo Téllez.