Desde la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista, en los años 80’s, la mujer nicaragüense ha alcanzado un espacio muy importante en la sociedad, desempeñando diversas responsabilidades, evidenciando de esta manera sus capacidades y el liderazgo firme con el cual continúan cosechando éxitos personales, profesionales y familiares.

Una muestra clara del empoderamiento de la mujer nicaragüense, son los espacios alcanzados dentro de las filas de la Policía Nacional, donde hoy las compañeras están al frente de varias direcciones de la institución, desarrollando labores que socialmente se habían considerado de hombres, sin embargo, hoy las mujeres han roto los esquemas.

“Hoy las mujeres nos fajamos de la mano con nuestros hermanos varones, trabajando por el bien de la comunidad, por la seguridad de todos, dando cumplimiento al mandato de nuestro Jefe Supremo Comandante Daniel Ortega, nuestra Vice Presidenta Rosario Murillo, de mejorar cada día la seguridad del pueblo nicaragüense, de la mujer nicaragüense en sus diferentes roles: obrera, ama de casa y sobre todo madre de familia, expresó la Comisionada General Vilma Reyes, Jefa de la Dirección de Tránsito Nacional.

Además de estar al frente de la seguridad de las familias, las agentes del orden han logrado de manera conjunta desarrollar la labor de madre, hija, esposa, tarea no tan fácil pero tampoco imposible, pues su disposición y entrega les permite cumplir con ambas responsabilidades.

“La mujer policía hace de la vida un motivo de alegría, pues cumple con sus responsabilidades tanto dentro del hogar como en su espacio de trabajo desde donde garantiza la protección y la seguridad al pueblo. Nosotras hemos venido conquistando espacios, producto de nuestros principios y orígenes, nacimos de la Revolución Popular Sandinista y son esos principios los que nos hacen servir con más alegría al pueblo”, refirió Reyes.

Actualmente en las filas de la institución se cuenta con más de treinta mujeres dentro del Consejo Nacional, evidenciando de esta manera la plena confianza que el Gobierno de Nicaragua ha depositado en la mujer.

“Estamos ocupando cargos de dirección en las delegaciones departamentales, especialidades nacionales y en otras direcciones dando lo mejor de cada una de nosotras con ese compromiso de cumplir los mandatos que nuestro Presidente nos da, trabajando en función de seguir siendo el país más seguro” dijo.

Un reto cumplido con sacrificio y dedicación

Reyes asegura que estar al frente de las responsabilidades otorgadas por los altos mandos ha sido un reto para muchas oficiales, sin embargo, son espacios que han sabido ganar a través de su disciplina, dedicación y empeño al momento de realizar las tareas asignadas.

Nos ganamos ese espacio desde la Revolución, mismo que hemos venido desempeñando en áreas operativas, de investigación y científicos. El rol de mujer policía lo hemos logrado con el dominio, nos preparamos día a día y trabajamos obteniendo buenos resultados, trabajando de la mano con los varones y poniéndole sacrificio y dedicación. Hoy hemos avanzado y estamos a la vanguardia de nuestra institución”, concluyó.