Si bien en la cárcel La Modelo se han instalado inhibidores de señal de celular para garantizar el orden y la seguridad ciudadana en el país, los privados de libertad mantienen el derecho a comunicarse con sus familiares, a través de las cabinas telefónicas que se han instalado en las diversas galerías o por medio de las visitas contempladas en los roles semanales.

La actividad cotidiana y el trabajo en esta cárcel del Sistema Penitenciario Nacional, se ha mantenido inalterable, las familias de acuerdo al plan semanal, están visitando a sus hijos, esposos o sobrinos que están detenidos cumpliendo sus respectivas condenas.

“A pesar del accionar (la medida de instalar inhibidores) el sistema penitenciario ha garantizado todas las actividades de los privados de libertad, las visitas familiares, las visitas conyugales, las visitas especiales, así como sus atenciones médicas”, dijo la primera alguacil Aracelly Matamoros.

Otras actividades a las que pueden asistir los privados de libertad, se encuentran las actividades religiosas, sean católicas o evangélicas, igual el acceso al agua potable y energía eléctrica.

En la última semana, unos 2,300 reclusos fueron visitados por 4,300 familiares, lo que refleja el derecho que tienen los privados de libertad.

En el caso de las cabinas telefónicas, los reos pueden solicitar al custodio el acceso a estas y para comunicarse solamente pueden comprar una tarjeta recargable, la cual pueden habilitar minutos y de esa manera hablar con su familia.

El límite de recarga es de 300 córdobas y pueden utilizar la tarjeta por minutos o el tiempo que consideren necesario.

“Estas estadísticas nos indican que el Sistema Penitenciario si ha cumplido con todas las actividades programadas y seguirá cumpliendo y respetando el derecho del privado de libertad”, agregó Matamoros.

Barredores de señal es una medida que fortalece la seguridad

En tanto la primera alguacil hizo ver que la medida de los inhibidores de señal, buscar fortalecer el orden y la propia seguridad de los privados de libertad.

“Los inhibidores de señal que fueron instalados en el Sistema Penitenciario Nacional, a como han sido instalado en otras prisiones del mundo, fueron instalados necesariamente para evitar que los presos continúen extorsionando a las familias nicaragüenses y con eso evitamos de igual manera que los presos continúen realizando actividades ilícitas como el tráfico de droga a lo externo e interno de la prisión”, dijo Gladys Gutiérrez.