Los fuertes vientos que se registran este fin de semana en Nicaragua ya han provocado algunas incidencias en algunas zonas del país.

En León, desde horas tempranas de este sábado se están produciendo tolvaneras que afectan la vida normal de la ciudad.

También se están registrando situaciones similares en Quezalguaque, Malpaisillo y Telica.

En Quezalguaque, la Casa Cural de la parroquia de esta comunidad sufrió desprendimiento de un techo de zinc, el cual fue lanzando a una distancia de 25 metros, dando una idea de la fuerza de los vientos.

En Masaya, una vivienda de este municipio también sufrió desprendimiento de techo. La casa pertenece a Rosa Mejía, quien habita con 7 personas, de las cuales ninguna resultó lesionada.

Al presentarse esta situación la noche del viernes, la familia tuvo que dormir en una casa solidaria. La alcaldía dará acompañamiento con materiales.