Desde su casa de habitación en Monseñor Lezcano, familiares y amigos despidieron al músico, pintor y escultor Víctor Manuel Leiva Ramírez, quien falleció a los 39 años de edad producto de un paro cardíaco.

Su esposa, Yabeth Valverde, dijo recordarlo como una persona muy social y alegre.

“Él era carismático le gustaba compartir con todo el mundo, él era del pueblo, siempre que iba por la calle aquí todo el mundo lo conocía y le decían ahí va la Mancha de Leiva y él a todo el mundo le cantaba”, indicó.

“Para él la música era todo, él continuó con el legado de su papá y siempre trató de rescatar esa música, fue el pionero del Son Nica con el pop y al principio en el año 2016 las radios no lo sonaban pero ahora vemos que hay muchos grupos que van siguiendo su legado”, manifestó.

En el ámbito de la pintura él era creativo, aseguró Yabeth. “Él tenía una línea de impresionismo abstracto figurativo, realizó más de treinta exposiciones a nivel nacional e internacional”.

Su amigo Horacio Altamirano mencionó que su personalidad extrovertida lo hacía comunicarse con todas las personas. “Era un muchacho bien alegre, tenía muy buena personalidad, amable y yo podría llamarle extrovertido, él era muy abierto para hablar con las personas”.

Su hermana Mayela Aburto, manifestó que se le recordará y permanecerá su legado en la juventud.

“Esperamos que ese legado sea reproducido y que todo el mundo conozca su música, ahora esperamos que ante esta pérdida que es grande y difícil de aceptar como familia, como amigos, músicos y pintores esto sea como un eslabón que esté ahí siempre tocando y no se pierda, nosotros como familia vamos a procurar se mantenga vivo”, aseguró Mayela.