Desde el Auditorio Augusto C. Sandino en los juzgados de Managua, La Juez décimo Suplente del distrito de Managua, Damaris Venegas López dictó la medida cautelar de prisión preventiva para Pedro José Rocha Romero, Juan Gregorio Rocha Romero, Esneyda del Socorro Orozco Téllez, Franklin Hernández y Tomasa Rocha Romero, acusados de los delitos de secuestro simple y asesinato, en perjuicio de Vilma Trujillo García de 25 años, quien dejó en la orfandad a dos niñas, de cuatro y cinco años.

La audiencia inicial quedo estipulada para el día viernes 10 de marzo.

Vilma Trujillo García pereció en el Hospital Antonio Lenin Fonseca, tras ser atada de pies y manos y lanzada a una fogata hecha con leña en la comarca el Carrizal, municipio de Rosita.

La joven falleció al desencadenársele un edema pulmonar, fallo multiorgánico y deficiencia pulmonar.

“Es evidente que estamos ante un hecho grave, reúne los requisitos que establece el código 77 del código procesal penal”, indicó la Juez Décimo Suplente.

“Encuentro una relación clara, precisa del hecho grave ya que existen suficientes elementos para admitir dicha acusación en contra de los acusados Pedro José Rocha Romero, Juan Gregorio Rocha Romero, Esneyda del Socorro Orozco Téllez, Franklin Hernández y Tomasa Rocha Romero, por ser coautores del delito de secuestro simple y asesinato en perjuicio de la víctima Vilma Trujillo García de 25 años, que en paz descanse”, explicó la juez suplente.

Durante la audiencia preliminar jueza Damaris Vanegas López resaltó que la jurisdicción es competente para llevar el juicio.

"El artículo 22 inciso 5 del Código Procesal Penal establece competencia territorial de los tribunales (...), por tanto establezco que si tengo la competencia establecida en el artículo 23, inciso 3, el Ministerio público es una sola unidad y como las investigaciones se realizaron en Managua soy competente", aclaró la jueza.

Mercedes Mendoza del Ministerio Público fue la encargada de presentar los cargos en contra de los acusados, a todos ellos por ser coautores del delito de asesinato y secuestro simple, quienes aseguraron según su defensa que Vilma era poseída por el demonio.

El Ministerio Público señaló que conforme lo planeado, Esneyda del Socorro Orozco iba a simular en público que Dios le había anunciado que lanzarán a Vilma a una hoguera para cumplir la revelación divina.

"De la una de la mañana hasta las cinco de la mañana estuvo expuesta al calor del fuego, en ese momento la tiraron al fuego quemándose en un 80 por ciento del cuerpo", indicó.

"Existe evidencia de la hoguera, se encontró un brasier quemado, el doctor Richard José Lários quien la atendió viva y el médico forense, son parte de las pruebas", añadió.

El pastor afirma que era una serpiente y un zopilote lo que tenía Vilma

“Las cosas fueron así: cuando nosotros estábamos ayunando con seis días de ayuno para que esa mujer fuera liberada porque no era enfermedad sino que era un demonio el que tenía a como ella misma lo decía era una serpiente y un zopilote y no lo podía soportar”, relató el pastor.

Referente al acto de quemar a la Vilma afirmó que “Nunca había hecho eso, no era la decisión de quemarla”.

“Nosotros no la quemamos”, siguió afirmando.

Sobre su arrepentimiento dijo “No fue por hacerlo, las cosas no fueron así, dicen que yo la anduve trayendo y no es así, ellos los hermanos de ella me llegaron a traer a la casa yo estaba muy tranquilo en la pastoral (…) la familia (de la víctima) debe comprender la dificultad”.

Al preguntársele si es parte de una orden religiosa aseguró: “Claro que somos de las Asambleas, soy obrero, estaba iniciando mi ministerio”.

Sin embargo, en días anteriores, el Superintendente de las Asambleas de Dios, Fabio Cruz Arista, explicó a los medios de comunicación que Juan Rocha no es pastor de las Asambleas de Dios.

Recordó Fabio Cruz Arista que los pastores de las Asambleas de Dios portan un credencial, que los autoriza como Ministros de las Asambleas de Dios.