Bahía Azul es un pequeño negocio familiar que ha venido creciendo a lo largo de los años a las orillas del balneario San Juan del Sur.

Empezó siendo una idea de Denis José López Muñiz, en la que se despojaba de su comodidad en su casa para recibir a grupos de turistas.

"Por la necesidad de crear una fuente de trabajo en nuestra familia creamos este pequeño negocio, iniciamos con diez habitaciones", explicó.

Tienen tres años de ser un hotel. Una habitación cuesta de 25, 40 hasta 80 dólares con desayuno incluido.

"Mis orígenes son de pescador y con esta idea hemos creado oportunidades nuevas, para lograrlo estuvimos analizando el sector turístico y tuvimos bastante fe", comentó.

Hoy son una empresa familiar que hospedan a más de 65 personas en 13 Habitaciones más las casas vacacionales con capacidad para ocho personas.

Bahía Azul pasó de ser un hotel atendido por ellos mismos a ser una fuente de empleo para la gente de la zona.

"INTUR siempre nos está proporcionando nuevas alternativas de capacitación, nos está informando del movimiento turístico del país, de cómo se está moviendo a nivel internacional y eso nos permite hacer un programa para ver cómo vamos hacer en todo el año", relató.

"Gracias a Dios el cien por ciento de las habitaciones ya están vendidas y debemos velar por los intereses de nuestros turistas para que sus vacaciones sean placenteras", resaltó Denis.

Billar San Juan del Sur

Verónica Rodríguez tiene un negocio de billar en su vivienda, sin embargo, aproximándose la llegada de la Semana Santa doña Vero quita las mesas de billar para colocar camas y todas las necesidades básicas en donde hospedará a la clientela.

"Era de mi papá, tiene el billar 54 años de estar establecido, pero usted sabe que todos esperamos a los turistas para rentar nuestros locales, nuestras casas de habitación y pues le damos más barato a diferencia de los hoteles", comentó.

"Se acomoda a la gente a como uno puede, se quitan los billares, mi cuarto y el de mi familia cuando me vienen a visitar se rentan, pongo colchones, colchonetas y hamacas para unas cuarenta personas y con el dinero arreglamos la casa, salimos de problemas familiares", añadió.

Esta idea de transformar la vivienda en un hospedaje para los turistas ha venido creciendo en San Juan del Sur, un recurso que les garantiza obtener un ingreso extra.

Hotel Casa Maderas Ecologic

A 9 kilómetros de San Juan se encuentra el Hotel Casa Maderas Ecologic. Su dueño Crisantos López nos atendió explicándonos el servicio que ofrece este espacio.

En este hermoso espacio rodeado de vegetación tienen 26 cabañas familiares, para parejas y grupos. Para una persona cuesta 38 dólares, la habitación familiar cuesta 18 por persona, ahí alcanzan seis personas y la doble 42 dólares, esta para dos personas.

“No habían albergues ecológicos de verdad, acá en principio se reciclan las aguas y se irriga, la hierba acá en verano sigue viéndose verde", contó.

"A principios del 2011 inició la construcción de este hotel ecológico con una baja huella de carbono, siendo certificados por el INTUR", explicó.

"Estamos teniendo muchas buenas noticias entre ellas la carretera costanera, fui a ver las obras y eso es satisfactorio ya que a Casa Maderas vienen muchos costarricenses que están familiarizados con el respeto del medio ambiente y así recibir a los nicaragüenses también y que tomen consciencia del respeto al medio ambiente a la vez de hacer turismo", señaló.

"Las habitaciones fueron pensadas aerodinamicamente, de manera que el viento entra a las habitaciones y barre todo", resaltó.

“La inversión fue de un millón de dólares. Para poder invertir esa cantidad junto con mis socios es porque tenemos una gran confianza en el país, en el gobierno y en lo que se está haciendo aquí para poder invertir en este lugar y ya otros están pensando venir a invertir dentro de poco en la región", finalizó don Crisantos.