La reciente alza en la accidentalidad en las vías que ha cobrado vida de personas inocentes, motivó a Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando a enviar un mensaje a los nicaragüenses a ser prudentes tras el volante.

En ese orden, exteriorizó que durante los últimos días ha estado pendiente del aumento en los accidentes de tránsito, donde muchos hermanos nicaragüenses han perdido sus vidas por la actitud de los conductores irrespetuosos al derecho ajeno.

“Aprovechemos esta oportunidad para hacer un alto y reflexionar sobre el amor a la vida, la responsabilidad, la prudencia, el respeto que debe guiar a nuestras acciones como buenos hijos de Dios. Respetemos las señales de tránsito y atendamos en todo momento las recomendaciones de la Policía Nacional”, dijo.

El Cardenal Emérito, indicó que es precisamente este miércoles de ceniza, cuando da inicio Cuaresma un momento oportuno para tomar conciencia.

Afirmó que son cuarenta días en los que hacemos un memorial de la vida y pasión de Cristo, quién se entregó por amor a todos nosotros.

“Invitamos a las familias nicaragüenses a vivir en plenitud este tiempo de conversión, recogimiento cristiano. Tratemos de vivir este tiempo como lo manda la Santa Iglesia Católica, practicando el ayuno, la limosna y la oración, manifestó.

Al finalizar su mensaje, recordó que preservar la vida, es una responsabilidad que corresponde a todos y cada uno de los miembros de la comunidad.