La demanda del servicio de agua potable incrementa durante la temporada de verano, resultando mayormente afectados los barrios y comunidades ubicadas en los sectores más altos de la ciudad, uno de ellos es el barrio Naciones Unidas, hasta donde llegaron las cisternas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) para abastecer del vital líquido a más de 150 familias.

La labor realizada forma parte del Plan de Verano que año con año ejecuta la institución junto a otras instituciones, de tal manera que la población no enfrente dificultades de salud e higiénicas debido a la falta del agua, tomando en cuenta que en el primer cuatrimestre del año es cuando se registra una mayor demanda del servicio.

“Acá se va el agua por dos y hasta tres días y eso nos dificulta en el desarrollo de nuestras actividades, sin embargo, ahora que están viniendo las cisternas nosotros estamos contentos, sabemos que esta situación sucede en varios lugares del país, pero es bueno que el gobierno nos esté apoyando de esta manera porque así podemos lavar la ropa, limpiar la casa y hasta bañarnos”, dijo Nohemí Pérez.

Ante la situación que enfrentan las familias del sector, ellos hacen un llamado a los pobladores de los barrios aledaños a que realicen un uso racional del servicio pues de esa manera están contribuyendo a que el líquido les llegue con más frecuencia a sus casas.

“Que bueno que nos están trayendo agua a las casas, gracias al gobierno por ese respaldo tan importante porque es difícil estar en esta situación, por eso le hago un llamado a la gente a no desperdiciar el agua, que dejen por un momento de regar las calles pues muchos añoramos esa agua que otros de manera irresponsable desperdician”, manifestó María Elena Trinidad.

Solo en el Distrito V se están atendiendo cinco barrios en los que se presenta esta misma situación, pero el plan se ha extendido a lo largo de toda la ciudad, para lo cual se han dispuesto más de 140 cisternas.

“Estamos atendiendo la demanda de agua en los sitios donde hay afectaciones, nosotros venimos dos veces por semana a cada barrio para que las familias acopien la cantidad de agua necesaria para realizar sus labores domésticas. Solo en este barrio entregamos 25 mil galones de agua en cada visita con lo cual se palea un poco la situación” concluyó Julio Calderón, responsable de distribución de Enacal.