Los Bomberos Aeronáuticos hicieron este lunes una dinámica demostración de cómo actuar y extinguir las inmensas llamas, tras la sorpresiva explosión de una cabina aérea.

En desplazamiento combativo, los bomberos mitigaron las llamaradas haciendo uso de un equipo de alta tecnología, que incorpora la espuma sintética y trajes térmicos para reducir a cero cualquier incendio.

Este equipo de bomberos aeronáuticos, trabaja a diario desde el Banco de Vuelos del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, preparado ante la activación de cualquier alerta de seguridad por incidencias en las aeronaves.

El capitán José Antonio Pérez, expresó que cada vez más, esta especialidad de los bomberos, se viene capacitando y fortaleciendo como una prioridad orientada por el Presidente-Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta-Compañera Rosario Murillo.

“La preparación de nosotros tiene que ser muy buena, y por eso periódicamente estamos en entrenamiento, por si se llega a dar una situación de emergencia, resolverla de forma inmediata y satisfactoria”, sostuvo.

Explicó que, ante el incendio de una aeronave, los bomberos tienen que extinguir las llamas con espuma, ya que trabajan en ambientes donde hay combustible.

“De esta manera evitamos que se dé una mayor propagación del fuego o salgan personas lesionadas”, dijo.

Para esto, refirió que los bomberos cuentan con dos carros especiales; dos cisternas rusas; polvo químico, además de trajes de aproximación (con material resistente al fuego).

El Inspector Franklin Ramírez Nicaragua, de la Especialidad de Bomberos Aeronáuticos, dijo que la preparación que tienen en esta unidad, es constante.

“El año pasado tuvimos una preparación y certificación, en la Academia Nacional de Bomberos y el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil, destacó.

Producto de estas capacitaciones, refirió que actualmente esta unidad cuenta con 27 compañeros y compañeras certificados como bomberos aeronáuticos; lo que ha incrementado la seguridad que brindan a las familias nicaragüenses.