Con lágrimas en sus ojos, reflejo de la nostalgia, pero a la vez de alegría al recordar que su hijo, al igual que otros jóvenes, ofrendaron su vida por una Patria Libre, doña María Alicia López García, de 78 años, hizo un llamado al pueblo y en especial a la juventud a que sigan respaldando al Buen Gobierno del FSLN, para seguir viviendo en una Nicaragua en paz y tranquilidad.

Doña María es parte de las 48 madres de Héroes y Mártires de la Insurrección de Monimbó y de la Gesta Heroica de Los Sabogales, que este domingo disfrutaron de un almuerzo, que les brindó el Gobierno del Frente Sandinista, como parte de un reconocimiento a estas mujeres, que dieron a luz a hijos gloriosos y valientes, comprometidos con su patria.

Las madrecitas, afirmaron que la Patria Libre por la que lucharon sus hijos, se ha hecho realidad con el Gobierno del FSLN, llevando progreso, paz, y estabilidad al país.

“A mí me alegra cuando veo a los jóvenes apoyar al Frente Sandinista, el único que ha dado su apoyo a los pobres. Hoy gozamos de una nueva Nicaragua, y ellos (los jóvenes), deben de prepararse, estudiar para que de esa manera cuiden esta Revolución”, comentó García.

“Mi hijo Sergio Antonio García decía: si yo muero, ya no voy a ver esa Nicaragua libre, pero la van a gozar los hijos y nietos; y es verdad, hoy la juventud tiene educación, recreación, y ellos son los herederos de esta nueva Nicaragua, quienes deben de seguir el legado de nuestros Héroes y Mártires”.

Doña Pastora Díaz, madre de Héroes y Mártires, declaró: “Conmemorando estos 39 años de estos hijos que cayeron en Los Sabogales, recordándolos siempre con nuestras madres y familias revolucionarias, estamos siempre en la lucha -porque eso nunca se debe de olvidar- compartiendo una tarde amena con las 48 madres, como una muestra de amor de parte de nuestro Buen Gobierno, conmemorando aquél recuerdo doloroso, pero siempre firme en la lucha, llevando hacia adelante nuestra Revolución que siempre la vamos a mantener”,

Dijo que el cambio que vive Nicaragua, gracias al Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, eran los sueños por lo que ofrendaron su vida nuestros Héroes y Mártires.

Doña Irma Quant Mendoza, madre de Arnoldo Quant, dijo que “su hijo luchó desde joven y el gesto de hizo fue inmenso mostrando su amor al pueblo, ofrendando su vida, para que hoy los Nicaragüenses vivamos en una Nicaragua libre.

“Los cambios que vemos en Nicaragua son grandiosos, yo tengo 81 años, y el progreso solo lo he visto con el Gobierno del Frente Sandinista”, finalizó.