Hasta hace dos años el matrimonio compuesto por María Guadalupe Duarte y don Emilio Hurtado, se dedicaba completamente a la ganadería, su vida y las de sus hijos giraba en torno al ordeño, reproducción de los bovinos y a la elaboración de queso y otros derivados de la leche, sin embargo descubrieron en el turismo una opción que les resulta rentable.

Su historia en el mundo del turismo es algo particular, dado que todo fue ocurriendo de forma natural y ahora se puede decir que el negocio va viento en popa y con perspectivas de crecimiento.

En la Finca Los Ángeles ubicada en el kilómetro 147 carretera Managua-El Rama, las cosas han cambiando en los últimos 2 años, hoy no solamente el matrimonio se dedica a la actividad ganadera, también existe un oasis compuesto por dos piscinas, ranchones y un restaurante que brinda servicios a las familias chontaleñas, que ven en este lugar, un sitio indicado para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa.

Finca Los Ángeles

El lugar en sus inicios fue creado para la familia de este matrimonio, para tener un sitio los fines de semana para descansar y en ocasiones especiales invitaba a amigos, los que algo de culpa tienen en convertirlo en el lugar preferido por los chontaleños.

“Construí un galerón y ahí hacíamos las fiestas para las familias y en Semana Santa sentíamos la necesidad de bañarnos y decidimos hacer una piscina y a la par otro ranchón con el concepto familiar, pero nuestros amigos nos lo solicitaban, que se los alquiláramos para hacer reuniones, y de esa manera empezó esta aventura en el mundo del turismo”, dijo don Emilio.

La fama del centro recreativo Finca Los Ángeles fue llegando a los oídos de los chontaleños, hasta convertirse en una opción turística, tanto así que sus propietarios construyeron otra piscina para niños y ya están haciendo otra de mayor capacidad, que estará lista en las próximas semanas para inaugurarla en Semana Santa.

Finca Los Ángeles

Aunque al principio se mostraron reacios en convertirlo en un sitio turístico, por no tener la experiencia en la atención, el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) junto a otras instituciones, han venido capacitando al personal de Finca Los Ángeles y de esa manera incrementar las visitas en este oasis de este caluroso departamento.

“Comenzamos a alquilarlo y brindar servicios vendiendo comidas y algunas cervezas, pero siempre el cliente demandaba más y ahora se vende variedad de licores, mejoramos los servicios de comida, construimos una piscina para niños y ahora que se nos llena demasiado, estamos haciendo otra para la Semana Santa”.

Finca Los Ángeles

Recomiendan diversificar las actividades productivas

El matrimonio si bien está promoviendo el turismo local, no ha dejado su actividad ganadera, es la principal, incluso combina ambas a la perfección, sus labores puede verlas con facilidad, ya que el ganado se ve pastando en sus propiedades.

“El local fue concebido para nuestros hijos y nietos, pero el publico pedía algo así aquí en la zona de Chontales, que de repente es bien caliente y no tenemos lugares atractivos para que lleguen los niños, los jóvenes a recrearse y entonces miramos la necesidad de la población y decidimos abril al público, la ganadería es nuestra actividad principal y nos está dando para hacer esta área turística”.

Finca Los Ángeles

“Hay momentos que la ganadería tiene su bajón y no da, entonces hemos visto la necesidad de diversificar nuestras actividades, así que estoy enseñando a mis hijos a diversificar la finca con el turismo y eso está dando excelentes resultados, por eso invito a los ganaderos de la zona que tiene hijos jóvenes que se metan a este rubro del turismo”, recomendó doña María Guadalupe.

También en finca Los Ángeles ofrece servicio de hotel, se han construido unas 6 cabañas amuebladas con una cama matrimonial y otra unipersonal, con baños y todo lo necesario para que pueda pasar un fin de semana lejos del bullicio de la ciudad.

Finca Los Ángeles

Familias han hecho suyo este centro recreativo

Visitamos este lugar un domingo, a partir de las 11 de la mañana comienza a ser visitado por los chontaleños, que llegan en vehículos particulares, taxis, motocicletas, su acceso es muy fácil gracias a que está a las orillas de la carretera en el kilómetro 147.

“Al igual que yo, muchos chontaleños venimos a disfrutar todos los domingos de un suculento almuerzo o de una sopa de orilla de costilla. Es interesante tener un lugar los fines de semana para venir a disfrutar con la familia”, cuenta don Enrique Bonilla, que llegó junto a su esposa, hijos y nietos a disfrutar del manantial.

Finca Los Ángeles

Considera que el lugar ha tenido buena aceptación, primero por estar cerca de la ciudad de Juigalpa, por la atención personal que brinda el matrimonio y por la buena estructura del centro.

Finca Los Ángeles tiene una extensión de 399 manzanas, de los cuales el centro recreativo ocupa menos de 5. El matrimonio tiene otra finca ganadera de 420 manzanas en el sector de punta Mayales en la zona costera de Lago Cocibolca.

Este proyecto agroturístico se complementa entre sí, pues en verano el turismo tiene su temporada alta y es ahí donde resulta atractivo porque la ganadería merma su productividad. Cuando llega el invierno aumenta la producción ganadera en Chontales y baja la actividad turística. Por tal razón a la familia Hurtado Duarte, ha tenido buen éxito en ambas actividades y recomiendo a otros ganaderos diversificar y abrirse al turismo.

UBICACIÓN: