Gracias al apoyo técnico y financiero del gobierno y pueblo de China (Taiwán), Nicaragua cuenta con un moderno Centro de Diseño y Promoción del Bambú, que permitirá mejorar las habilidades y destrezas de nuestros artesanos al momento de fabricar los diversos productos.

En este moderno centro se invirtió 5.6 millones de córdobas, cuenta con un taller que tiene 16 maquinas industriales, una sala de exhibición y una casa modelo en la que explica todo lo relacionado a las ventajas de utilizar esta madera.

“Vamos a lograr que muchos protagonistas que están en sus territorios puedan cultivar y producir de mejor manera el bambú con el apoyo de China (Taiwán)”, comentó la Ministra de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA) María Auxiliadora Chiong, que junto al embajador Rolando Ming Chuang, inauguró el centro.

“Nuestro compromiso con Nicaragua es seguir ayudando a su desarrollo, nuestro apoyo es técnico y financiero, traemos los técnicos, los equipos y este es un proyecto muy completo, primero empezamos a enseñar como cultivar el bambú, como cuidar el bosque, cómo cosechar y como procesar ese material”, dijo Ming.

Taiwán está trasladando tecnología y conocimientos a nuestros artesanos, que agradecen la oportunidad que brinda el Gobierno Sandinista, para mejorar la técnica y los productos que elaboran.

Semanas atrás, el MEFCCA dio a conocer la Guía del Bambú, que servirá como base de aprendizaje, para los protagonistas que están capacitándose en el Proyecto Bambú.

“El centro está funcionando y a partir de marzo comenzamos con las capacitaciones en el tema de bambú para artesanos y protagonistas que están intentando mejorar las artesanías y los muebles de bambú”, dijo José Matute, delegado MEFCCA para este tema del bambú.
El proyecto contempla incrementar la producción de unas 300 hectáreas de bambú para los próximos 4 años, el año pasado se sembraron 50 hectáreas.

“En el centro que estamos inaugurando se utilizaron 1500 varas de bambú, en 5 años Nicaragua podrá producir 120 varas de bambú al año, así que hay que empezar a buscar que vamos hacer con ese bambú, por ejemplo el INVUR ya está promoviendo el uso del bambú para la construcción de vivienda, ese es el segundo componente de este proyecto, que es mejorar el cultivo”, añadió Matute.

Actualmente el MEFCCA con el apoyo de Taiwán está apoyando a unos 185 artesanos que se dedican a elaborar artesanías y muebles de bambú.

“Para nosotros es muy importante, porque proyectos así anteriormente no teníamos en el país y se promovía el bambú como un material menos que la madera, pero con estas capacitaciones y todo lo que el gobiernos nos ha apoyado, hemos visto que el bambú es un material utilizable es como un acero inoxidable”, reconoció la artesana Arlen Cruz, que elabora lámparas decorativas y muebles con esta madera.