Una situación lamentable y que se encuentra bajo la investigación de los agentes policiales, se registró la mañana de este viernes en el barrio Andrés Castro de Managua, donde una mesa de tragos entre tres ciudadanos salvadoreños terminó con la muerte de uno de ellos.

El ahora occiso, Francisco Melgara de 26 años de edad, se encontraba de visita en la casa que alquilaban sus coterráneos Raquel Sánchez Guillen y Ervin Enrique Valladares, dispusiendose los tres a tomar unos tragos la noche del jueves.

De acuerdo a información de Tu Nueva Radio Ya, el joven Melgara fue asesinado a martillazos y las autoridades policiales han procedido a detener a Raquel Sánchez Guillén y su marido Ervin Enrique Valladares, quienes serán investigados para esclarecer el crimen.

La dueña de la vivienda, Dora Romero Guerrero, de 57 años de edad, le alquilaba la casa a la pareja conformada por Raquel Sánchez Guillen, que se encuentra postrada en una silla de ruedas, y a Valladares, quienes le pidieron que arreglara un cuarto para la visita de su amigo Melgara.

Romero ha revelado que Raquel y Ervin tenían quince días de estar viviendo en la casa y hace tres días apareció el ahora fallecido, y que esta mañana que quiso limpiar el cuarto de Melgara, Raquel no le permitió la entrada y posteriormente le vio salir con unas sábanas llenas de sangre que fue depositada en la basura.

Romero le preguntó por qué le tiraba la sábana, a lo que Raquel respondió que le había rajado la cabeza. Sin embargo, la dueña de la vivienda no pudo confirmar esto debido a que se le negó el ingreso.