Con oraciones y peticiones a Dios para que nos mantenga unidos y en paz, los fieles católicos se están preparando desde ya para la Cuaresma.

Esta festividad religiosa inicia el Miércoles de Ceniza y se extiende hasta el 9 de abril.

El padre Antonio Castro, párroco de la Iglesia La Merced, señala que la Cuaresma no es más que 40 días que deben ser dedicados a la reflexión, reconciliación y de cercanía con Dios, el prójimo y la Tierra.

“Esa es la oportunidad que nos da la Iglesia, que nos ofrece la Iglesia, para estar en paz con Dios, con la sociedad, con la comunidad, con uno mismo”, explica.

El religioso manifiesta que la tradicional imposición de la ceniza simboliza la destrucción de todo lo que ha sido pecado, obstáculos, enemistades y odios en la vida.

Que cesen accidentes

Algunos fieles consultados, aseguran que hay que volver al origen de la Cuaresma que es un espacio de encuentro y comunión con Dios.

“Tenemos que celebrarla con toda devoción y le pedimos al Señor, a nuestro Señor Jesucristo y al Espíritu Santo, que ya cesen estos accidentes, estos crímenes”, dice María del Socorro Flores.

Indican que si bien muchas personas prefieren ir de paseo en esta época del año, lo mejor es buscar la palabra de Dios y participar en las actividades religiosas.

“Uno debe estar recogido en la Iglesia, rezar por todo el pueblo para que todo siga bien, que Dios nos proteja y nos dé salud”, manifiesta Francisco Tercero.

“No es andar de vago, andar de fiesta, es asunto de estar con Dios, subraya.