Granera llegó a su Junta Receptora de Voto (JRV) en compañía de su madre, una anciana de 97 años de edad y de su hija, una joven adolescente.

Aseguró que desde tempranas horas de la mañana realizó un recorrido en diversos municipios cercanos a Managua y pudo comprobar la jornada electoral se realiza en orden, en calma y tranquilidad. El reporte que ha recibido de las delegaciones policiales, es la ocurrencia de tres accidentes con lesionados leves y el cierre de tres expendios de licor (uno en Managua y dos más en los departamentos) por no acatar la prohibición de su venta.

“Dichosamente no tenemos hasta el momento ningún hecho que lamentar. El pueblo de Nicaragua, las familias nicaragüenses están acudiendo a ejercer su derecho soberano de votar y la Policía Nacional se encuentra desplegada desde hace dos días en todo el territorio nacional. (…) No hay ninguna situación que lamentar, ninguna situación de alarma, ninguna situación de violencia. Todo el país, desde el norte hasta al sur, desde el este al oeste se encuentra en la calma que pueden apreciar en esta junta”, citó Granera.

Detalló que son 15 mil policías los que se encuentran desplegados en los 153 municipios del país, resguardando los Centros de Votación, los Centros de Cómputos Municipales y las vías por donde vendrá de regresó el material electoral a la sede central del CSE.

“Estamos también en los barrios, en las calles para que el pueblo pueda venir a votar en tranquilidad, con seguridad a como lo hemos dicho y esperamos que todo el día de hoy transcurra como lo han transcurrido las primeras horas, con completa calma, con total tranquilidad y con una fiesta cívica, a cómo tiene que ser cada proceso electoral en Nicaragua”, dijo.

Indicó que la única forma que debe ser demostrada nuestras preferencias políticas, es a través del sufragio y los actos de violencia debe ser descartada como vía de protesta.