El próximo 11 de marzo iniciará el Programa Nacional de Educación Técnica en el Campo y se espera que más de 29 mil 500 protagonistas participen en unos 52 cursos técnicos. Para lograr esa meta, las instituciones del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, están preparándose para comenzar este programa que garantiza mayor desarrollo social y económico en las zonas rurales nicaragüenses.

El Ingeniero Telémaco Talavera, rector de la Universidad Nacional Agraria, manifestó que los técnicos y funcionarios del Inta, Inatec, Mefcca, Ipsa y el MAG "nos estamos preparando para poder iniciar la implementación del Programa Nacional de Educación Técnica en el Campo a partir del 11 de marzo, con una amplia oferta de cursos libres, cursos para el sector agropecuario, para computación, para construcción, para el manejo empresarial, para el manejo del ambiente y los recursos naturales, con una visión integral del desarrollo donde los productores y las familias de la comunidad son protagonistas".

"Ellos van a trabajar directamente con las familias en todo el territorio nacional, ellos van a ser capacitados siempre, y ellos a su vez van a estar llevando conocimiento y tecnologías, y trayendo inquietudes de todo el territorio nacional para poder tener un proceso de diálogo durante todo el año, y de retroalimentación permanente, que al final nos permita más productividad, más calidad de nuestros productos, mejor asociatividad, mejora incertinidad en los mercados nacionales, más construcción de bienestar y avanzar en la prosperidad", añadió Talavera.

Por su parte Loyda García, directora del Inatec, dijo que este año se están desarrollando 52 cursos diversificados.

"Además de cursos agropecuarios estaremos dando cursos que tienen que ver con la dinámica socio productiva en las comunidades, por ejemplo cursos asociados a la construcción, cursos asociados a la electricidad domiciliar, enfocados en el turismo rural, cursos asociados a la administración para poder aportar herramientas a las familias y para poder desarrollar otras actividades complementarias a la actividad agropecuaria", indicó.

García recordó que en las comunidades hay otras actividades, además de lo agropecuario, que requieren desarrollar capacidades y adquirir habilidades para mejorar las condiciones de vida de las familias.