Un equipo de científicos ha descubierto un inusual sistema de siete exoplanetas orbitando alrededor de la estrella TRAPPIST-1, situada a 39 años luz del Sol, anunció este miércoles la NASA.

La importancia de este hallazgo radica en que se trata de siete exoplanetas o 'Tierras gemelas' con capacidad de albergar vida, lo que supone casi todo un sistema solar con posibilidad de habitabilidad. Como ejemplo, en nuestro planeta tenemos ocho planetas y son menos los que tienen esta posibilidad de habitabilidad.

Lo más impresionante de este descubrimiento es que tres de estos planetas podrían incluso tener agua líquida. Dentro de estos siete planetas, el más alejado de su estrella está a una distancia inferior que la que separa a mercurio del Sol, pero las condiciones de habitibilidad residen en que esta estrella es mucho menos potente que el Sol.

Sin embargo, los tres planetas más cercanos es complicado que puedan albergar vida, ya que serían desérticos al estar muy cerca de dicha estrella. Por su parte, el más lejano no sería capaz de tener agua líquida, y si la hubiera sería sólida. De esta manera, son tres los que más esperanzas generan.

Estas siete 'Tierras gemelas' son planetas rocosos y con masas similares al nuestro, de ahí sus condiciones potenciales de habitabilidad.