Una red de tráfico de droga integrada por miembros de Cosa Nostra, la mafia siciliana, y la Camorra, la napolitana, fue desmantelada hoy con el arresto de 16 personas en Palermo, la capital de Sicilia, informó la Policía de Estado.

En una nota dijo que la droga era vendida a profesionistas y personas de la alta burguesía de la capital siciliana y que algunos de los clientes trabajaban en el Tribunal de Cuentas y en el gobierno regional.

En particular, indicó la policía, las investigaciones documentaron los viajes a Nápoles de miembros del clan de Porta Nuova de Cosa Nostra, que en esa ciudad obtenían la droga del clan Di Lauro de la Camorra.

La operación, iniciada esta madrugada, fue coordinada por los fiscales Maurizio Agnello y Amelia Luise, que desarticularon un negocio ilegal por millones de euros.

"La investigación demuestra la vitalidad de la organización mafiosa, pues el tráfico de droga es uno de los negocios principales de Cosa Nostra", dijo el jefe de la policía de Palermo, Guido Longo.

Confirmó que también fueron detectados contactos entre esa organización criminal y la Ndrangheta, la mafia calabresa, que controla el ingreso de la cocaína en Italia.

"La demanda de droga en Palermo es verdaderamente alta, por lo que es necesario hacer un trabajo de prevención con los jóvenes", señaló.

Precisó que entre los clientes de la red de narcotraficantes había un político, un periodista y un policía, que ya fue destituido.

Agregó que las investigaciones partieron luego de la interceptación de varias llamadas telefónicas del mafioso Giuseppe Cutino, uno de los arrestados, quien recibía cientos de pedidos de droga.