El alto prelado se presento a su JRV en la UNICA a la 9 y 25 minutos de la mañana para ejercer su derecho al voto.

"Esperamos que se realice con esa tranquilidad que nos caracteriza a los nicaragüenses y con esa cordura que debe estar en todos nosotros y que al final del día estar en tranquilidad y paz", expresó Su Eminencia.

Manifestó que ha observado un proceso en orden, por lo que dio sus votos para que continúe de igual manera, a la vez que expresó su confianza en este proceso electoral.

“Naturalmente, si no tuviera confianza, no hubiera venido a votar”, respondió Su Eminencia al ser preguntado sin tenía confianza en el proceso.

Votar es un deber ciudadano

Aseveró que como nicaragüenses tenemos la obligación de elegir a nuestras autoridades “y las elegimos a través del voto. Ojalá que todos los nicaragüenses que puedan, se expresen a través del sufragio”.

“Yo espero que nosotros los nicaragüenses seamos ya personas maduras, que nos expresemos a través del voto, sin que haya contienda, sino que debemos amarnos porque todos somos nicaragüenses”, indicó el Cardenal Miguel.

Reiteró que al llegar la tarde y por ende el cierre de las JRV, todo aquel que ejerció su derecho al voto, debe sentirse tranquilo porque una vez más cumplió con la patria.

“Espero que haya calma y serenidad, pensando que debemos amarnos los unos a los otros”, concluyó el prelado.