Para llegar al Colegio Aminta Isabel Sandoval de la comunidad El Brasil, en el Timal, hay que pasar un río, algo que muchos no se atreverían hacer, sin embargo, para los más de 150 niños y niñas que son parte de la secundaria a distancia en el campo esta realidad no los limita para lograr su mayor objetivo: seguir estudiando para lograr superarse en la vida.

En este colegio rural cada sábado mientras estos estudiantes están en las aulas de clases, en la humilde cocina de leña se prepara con amor la merienda escolar que garantiza el Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Educación.

Al llegar la hora del receso bien ordenados salen de sus aulas estos estudiantes para dirigirse a la cocina donde les espera un rica y nutritiva merienda.

Este sábado les prepararon arroz, frijoles fritos, cerdo tapado con papas y zanahorias, tortilla de maíz y de tomar cereal.

Margarita González dijo que "Todos los fines de semana se hace la merienda para unos 150 estudiantes, de parte del Gobierno se da el arroz, los frijoles, el cereal y en la comunidad nosotros como políticos buscamos para la mejora".

Niños de comunidades de El Brasil, Colama, Santa Bárbara y Pueblo Nuevo llegan cada fin de semana a cumplir sus sueños.

Lilliam Urbina Rivera, directora del centro escolar Aminta Isabel, explicó que la merienda escolar ha permitido la retención de niños que viajan hasta quince kilómetros.

"Es un gran beneficio para niños de estas comunidades ya que asisten niños de comunidades lejanas, estos niños salen a las cinco de la mañana de sus casas y vienen sin desayunar y nuestro gobierno ha tenido la gran voluntad de ayudar a nuestros niños".

El desayuno y el almuerzo es garantizado por el Gobierno Sandinista, más el apoyo de los líderes de la comunidad quienes garantizan el acompañamiento.

"Ellos con la merienda han venido a mejorar el rendimiento académico y permanencia de los niños en las aulas de clases".

“Quiero estudiar para ser doctor”

El niño Efraín Zamora López expresó que se siente bien estudiando los sábados.

"Me gusta la comida que dan porque llevan vitaminas y proteínas y ahora hay más profesores y así podemos aprender más".

"Estoy en segundo año y quiero estudiar para ser doctor, cuando llego a mi casa descanso y luego hago mis tareas, cuando van hacer las pruebas me pongo a estudiar los lunes y los martes".

Yader Esequiel Tijerino Espinoza, comentó: "Ahora estudio más con mis compañeros de sexto grado y con la comida estudiamos con más energía".

“Quiero ayudarle a mis padres cuando yo sea grande”

La niña Priscila García, expresó sentirse orgullosa de ella misma porque está haciendo grandes esfuerzos para estudiar y en un futuro tener una carrera universitaria que le permita ayudar a sus padres y a sus hijos.

"Me siento orgullosa de mí misma porque pasé la primaria y pienso estudiar mucho porque quiero ayudarle a mis padres cuando yo sea grande y cuando tenga mis hijos ayudarle en sus útiles para que estudien y se preparen".

"Hay niños que vienen de la comunidad Colama y ellos pueden comer aquí y estamos muy agradecidos con el Gobierno porque tenemos libros nuevos y podemos de ahí sacar las tareas".

"Estamos agradecidos con el gobierno porque no tenemos que pagar nada y gracias a los maestros porque vamos a aprender más y vamos a prosperar".