La Unidad de Búsqueda y Rescate (UBR) de la Dirección General de Bomberos, protagonizaron este viernes el simulacro de un accidente de tránsito, en el que emplearon todas sus habilidades y destrezas para salvar vidas.

Ante el peor de los escenarios, en el que un hombre queda atrapado en su vehículo, al ser víctima de un sorprendente accidente de tránsito, la UBR se pone en acción, utilizando herramientas modernas y altamente efectivas.

La llamada ‘Mandíbula de la Vida’, es una de estas herramientas, explicó el Segundo Jefe de la UBR, Apolonio López.

Al ver a la víctima del accidente, totalmente confinado en la cabina de su vehículo que ha quedado volcado por el impacto, los bomberos acuden a usar este impresionante artefacto, parecido a una tenaza gigante.

Este equipo hidráulico, permite abrir y cortar, con su punta de cizalla, el metal del vehículo, logrando extraer o liberar a la víctima, que ha quedado prensada, al momento del accidente.

Esta herramienta, tiene ni más ni menos que 25 toneladas de presión, suficientes como para romper cualquier parte metálica del automotor.

El compañero Apolonio López, explicó que esta y otras herramientas, son empleadas por la UBR, una vez que han hecho el perimetraje o delimitación del área de trabajo, y han puesto cintas y cuñas para asegurar el vehículo.

Todo esto forma parte del protocolo de salvamento y rescate, que debe de emplear la UBR, sobre todo ante accidentes de mayor magnitud.

“Se trata de no generar más daño del que ya tiene la víctima. Este es parte de nuestro trabajo, proteger la vida, asegurar a nuestras familias nicaragüenses”, expresó.

El Segundo Jefe de la UBR, explicó que todos estos equipos tienen un alto costo, sin embargo el Presidente Daniel Ortega, ha reforzado a este equipo de salvamento, preocupado por la vida de las familias nicaragüenses.